Justicia
Suministrada
14 Ene 2020 07:39 PM

Piden justicia luego que brutal golpiza, causara muerte cerebral a un joven

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
Acusan al Fiscal que lleva el caso de ser muy flexible con los acusados.

Era la madrugada del 26 de octubre del 2014, el sol aun no salía en aquel fatídico domingo cuando la pesadilla en la que se convertiría la vida para la familia Mejía Flomin apenas empezaba, Juan Bernardo, de tan solo 24 años ingresó por error al baño de mujeres del establecimiento de razón social “Rancho San Miguel” cosa que habría sido suficiente para desatar una riña entre él y otros tres hombres que terminó sumamente mal para el joven.

Leer también: Denunciaron a ex contratista de la administración anterior por supuestamente violar a menor de edad

Según el reporte médico de la UCI de la Clínica Los Nogales a donde fue llevado en aquel entonces, Juan Bernardo Mejía fue agredido en repetidas oportunidades con objetos contundentes, sufriendo múltiples heridas en su cráneo que terminaron por dejarlo en estado vegetal y sin gran parte de su masa cerebral, la cual tuvo que ser extirpada en medio de un procedimiento clínico.

Desde aquel entonces, iniciaron los procesos judiciales en contra de los agresores, Cesar Alejandro Troncoso y Mario Troncoso, ambos primos, señalados de agredir con sevicia a Juan Bernardo utilizando para ello un palo y un ladrillo.

Los Primos Troncoso consiguieron un preacuerdo con La Fiscalía en la cual a uno de los acusados se le degrado el delito de tentativa de homicidio agravado y al segundo se le reconoció el exceso de legítima defensa.

Cesar Alejandro fue condenado por el delito de lesiones personales a 7 años de prisión domiciliaria por el Juzgado Primero Penal del Circuito el pasado 8 de abril del 2016, mientras que su primo, Mario, fue sentenciado por el Juzgado Segundo Penal del Circuito el pasado 14 de marzo de 2017 a tres años y 11 meses por el delito de tentativa de homicidio con exceso de legítima defensa, recibiendo el beneficio de libertad condicional por no tener antecedentes judiciales.

También le puede interesar: A machete y tiros de escopeta mataron a un hombre en zona rural de Ibagué

La Familia de la víctima al día de hoy no comprenden como estas dos personas, quienes confesaron participar de forma activa en esta agresión, terminaron por evadir la prisión luego de dejar a Juan Bernardo muerto en vida.

Los Mejía Flomin han denunciado activamente que aparte de los dos primos Troncoso hay otras dos personas que también participaron en la golpiza contra su hijo, y están buscando que estos sean vinculados en el proceso judicial, además, critican fuertemente al Fiscal Juan Carlos Benedetti Charry, a quien señalan de ser extremadamente flexible con los acusados.

Ahora los Mejía Flomin buscan que este caso no quede en la impunidad y los responsables de tras de esta brutal golpiza reciban lo que se merecen.