Inicio COLUMNISTAS ¡Se les cayo la careta!
¡Se les cayo la careta!

-

¡Se les cayo la careta!

0

Los que ayer hablaban de la politiquería, de maquinarias políticas, esos que promovían consultas anticorrupción, sí ¡esos! fueron los mismos que hundieron la posibilidad de que saliera adelante la oportunidad de las listas cerradas en nuestro país.

Y es que el jueves pasado en la Cámara de Representantes en la discusión de la reforma política, muchos congresistas de los partidos que constantemente salían en medios de comunicación, en las redes sociales y en diferentes escenarios como adalides de la lucha anticorrupción, terminaron por favorecer sus propios intereses por encima de los de los colombianos.

Le sugerimos leer:   Duque al 110%

Pero, ¿por qué son tan importantes las listas cerradas? Porque reduciría el costo de las campañas, fortalecería los partidos y su democracia interna, acabaría con parte de los males que convirtieron la política en un negocio y desbordó quizás el peor cáncer de nuestra sociedad, la corrupción.

Pongamos un ejemplo, hoy el tope legal de gasto de una campaña para el Senado está cerca de los 600 millones de pesos, pero para nadie es un secreto que para los candidatos de las maquinarias y los tipo ‘Ñoños’ estas pueden costar tres, cuatro o hasta cinco veces esa cifra. Incluso hay casos donde aspirantes al Congreso han manifestado haberse gastado más de 10 mil millones de pesos. ¡Una verdadera locura!

Le sugerimos leer:    Jaramillo y la bolsa de Petro

Con ese panorama es muy difícil para los nuevos liderazgos poder competir, y es que se debe tener en cuenta que con esos costos tan exorbitantes que se presentan a causa de las listas abiertas, sumado con el gran número de candidatos que se inscriben y compiten en cada región o en el caso del senado en todo el país, los gastos tienden a aumentar más tendiendo en cuenta que se deben buscar los votos dispersos en lugares lejanos.

Como las campañas son asumidas por los candidatos de manera individual y reciben poco apoyo por parte de los partidos, hace que la competencia no sólo sea contra los aspirantes de los otros partidos sino con los de la propia lista, generando en muchos casos rompimiento de la unidad de estos.

Le sugerimos leer:    El renacer de las Mipymes

Este tipo de hechos, solo por mencionar algunos, llevó al Gobierno del presidente Duque, acompañado de la bancada del Centro Democrático, a presentar una reforma política que buscaba con medidas como las listas cerradas, combatir la corrupción y acercar a la ciudadanía de nuevo a la política.

Un mecanismo como las lista cerrada obliga que dentro de los partidos se generen discusiones sobre cómo organizar sus cuadros y candidatos, fortaleciendo la participación de las bases.

Le sugerimos leer:  ¡Ibagué por la revancha!

Adicionalmente este mecanismo promueve nuevos liderazgos, pues para que un candidato gane la posibilidad de estar en los primeros puestos además de votos debe tener buena imagen, lo cual se logra por medio del trabajo constante y una verdadera conexión con las realidades de la ciudadanía.

Pero que el país no pierda la confianza, por qué en el Congreso estamos un grupo de parlamentarios nuevos que seguiremos dando la pelea por sacar las reformas que tanto reclama Colombia.

Este artículo obedece a la opinión del columnista / Reproducción autorizada por el autor

Ricardo Ferro Abogado, especialista en Derecho Público, que cuenta con dos maestrías, una en Urbanismo y Ordenamiento Territorial y otra en Ciencia Política.