Buenaventura
Buenaventura
Suministrada
29 Mayo 2020 12:39 PM

Propietaria desmiente que estén desalojando a familia vulnerable en el barrio Buenaventura

Juan Sebastián
Cañón
@juansepolaco
En el Barrio buenaventura se vive una situación compleja entre la dueña del inmueble y los arrendatarios de uno de los apartamentos.

El Patrullero de RCN Radio, Radio Uno la de uno 88.3 y La Cariñosa Ibagué 1.420 AM, se acercó a la manzana 6 casa 66 del barrio Buenaventura, cercano a la Avenida Pedro Tafur, para conocer la historia detrás de una familia vulnerable que hizo una denuncia, acerca del posible desalojo que la propietaria del inmueble podría realizar, tras el no pago de algunos meses de arriendo.

De su interés: Tenga cuidado, llegaron las lluvias a Ibagué

La historia comenzó tras la publicación de la denuncia en uno de los medios de comunicación impresos más importantes de la ciudad, donde el señor Jesús Arturo Pardo, arrendatario del apartamento del primer piso, aseguró que la propietaria Rosaura Barragán iba a desalojarlos de su morada, luego del atraso en el pago del arriendo; contando también que, dentro de su hogar se encuentra un joven en estado de discapacidad llamado Juan José Rengifo, quien sufre de cuadriparesia secundaria e hipoxia cerebral, enfermedad que lo ha tenido los últimos 10 años, postrado en cama. La única persona que trae sustento al hogar, es la madre de Juan José, la señora Norma Patricia Almansa, quien desempeña labores de oficios varios, pero producto de la pandemia, no ha podido salir a trabajar.

El patrullero de RCN, tuvo acceso a la versión de la propietaria del inmueble, la señora Rosaura Barragán, quien contó a los micrófonos que no sabe por qué la situación ha tenido que llegar hasta los medios de comunicación, ya que la denuncia que realiza su inquilino no es cierta. Recalca que su decisión nunca fue y nunca ha sido desalojarlos, y que en ningún momento, ni ella, ni su hijo, ni ningún otro familiar se ha acercado al señor Jesús para pedirles que desocupen el apartamento de manera rápida, sino todo lo contrario, los intentos de diálogo han girado en torno de llegar a un acuerdo para ambas partes, sin embargo, según Rosaura, el diálogo con el señor Jesús es bastante complejo porque la interrumpe de manera constante, y le dice que tiene 36 meses para pagar el arriendo y los servicios, tema que preocupa a la propietaria, al tener el temor de que su arrendatario se vaya dejando la deuda de los servicios públicos a un periodo de pago tan largo, y luego de que abandone el lugar, no responda por su deuda, además, ella asegura que entiende perfectamente la situación de sus inquilinos, pero lo único que le ha pedido al señor Jesús, es llegar a un acuerdo económico, al cual él se ha rehusado a pactar, llevando el tema hasta altas circunstancias, como realizar denuncias de acoso y desalojo en los medios de comunicación.

Leer también: Empresa de gas domiciliario busca congelar las tarifas en el Tolima

El acuerdo al que se llegó entre las partes, en presencia del Patrullero de RCN, es que la señora Rosaura solamente le pide 400 mil pesos a su inquilino para quedar a paz y salvo de la deuda que tiene, la cual excede el millón de pesos, pero pese a los problemas ocasionados, no pude seguir prestándole el servicio de arrendatario, por lo cual, el señor Jesús deberá entregar el inmueble cuando la pandemia pase, ya que según la disposición del Gobierno, en esta época de crisis no se pueden realizar desalojos. Con este acuerdo se espera que la señora Rosaura recupere al menos una porción del dinero producto de un servicio prestado, y a su vez, el señor Jesús, tenga tiempo para reunir el dinero y pueda pasar la emergencia sanitaria en la comodidad y seguridad de su casa.