Audiciencia Daniel Cardenas
Suministrada
17 Ene 2020 05:03 AM

Fiscalía presentó pruebas que relacionarían a Alcalde Andrés Fabián Hurtado con los piques ilegales

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
Testigos confirmaron que las cámaras de seguridad del Aeropuerto Perales sí fueron alteradas.

Avanza el juicio oral en contra de Daniel Felipe Cadena Ortiz, el cual es acusado del delito de peculado por uso en calidad de cómplice y alteración u obstrucción de elemento material probatorio en calidad de autor, en medio del sonado escándalo de piques ilegales dentro del Aeropuerto de Perales.

Leer también: Ex alcalde de Melgar Gentil Gómez destituido e inhabilitado por 15 años en fallo de la Procuraduría

Según el ente acusador, Cadena Ortiz, quien laboraba en el área de seguridad del aeródromo, para la noche del 3 y la madrugada del 4 de abril del 2014, fecha en la cual ingresaron carros a las áreas restringidas de la terminal aérea para adelantar un evento deportivo, actividad que no fue captada en el sistema de seguridad porque el mismo Cadena Ortiz manipuló las cámaras para evitar que estas funcionaran entre las 09:00 de la noche y las 05:00 de la mañana de los días mencionados.

Aparte de lo anterior, a Daniel Felipe Cadena también se le señala de coordinar un entramado con el personal de seguridad para que este guardara silencio sobre las supuestas actividades adelantadas en la terminal aérea, esto con el fin de que el Ingeniero Andrés Fabián Hurtado Barrera, entonces administrador del Aeropuerto Perales y hoy Alcalde de Ibagué, no se viera afectado por este escándalo.

La Fiscalía presentó a varios de los testigos que fueron aprobados en las audiencias preparatorias de juicio oral, y parte de las 25 pruebas que suministradas ante el Juzgado Octavo Penal del Circuito de Ibagué. En esta oportunidad el ente acusador llamó a los estrados judiciales a varios funcionarios del Aeronáutica Civil, de la Policía Nacional, del área administrativa de la empresa de seguridad encargada de la vigilancia esa noche y de los profesionales de la seguridad que estuvieron para el momento de los hechos laborando en campo en el aeropuerto.

Uno de los puntos claves de la audiencia fue la declaración brindada por Jhon Fredy Téllez Amaya, el cual fue el encargado de adelantar las investigaciones por parte de la empresa de seguridad Nápoles luego que estallara el escándalo, y quien redactó un informe en el cual daba cuenta como entre las 09:00 de la noche del 3 y las 05:00 de la mañana del 4 de abril del 2014, la mayoría de cámaras domo que estaban destinadas a cubrir el área de las pistas y del ingreso de vehículos fueron manipuladas para que no cumplieran con su fin, quedando enfocadas con zoom máximo a paredes o puntos ciegos, algo que técnicamente es imposible que sucediera sin intervención humana.

Asimismo, se supo que un anónimo advirtió a la Aeronáutica Civil horas antes de que supuestamente se realizaran los piques, y que al correo electrónico del Ingeniero Hurtado se remitió un e-mail en el que se indicaba que dichas actividades estaban prohibidas y ponían en riesgo la seguridad del aeropuerto.

En el informe también se da cuenta del testimonio de uno de los guardas de seguridad le indicó a Téllez Amaya que Daniel Cadena Ortiz reunió al personal a eso de las 09:30 de la noche del 3 de abril del 2014 y les dijo que más tarde se iba a hacer una actividad del ingeniero (Andrés Hurtado Barrera) y que eso no se iba a reportar en las minutas, ya que de ello se encargaría el (Cadena Ortiz) y el administrador (Hurtado Barrera).

Asimismo, el guarda de seguridad manifestó en aquella oportunidad que tenía miedo de perder su trabajo y que había sido presionado para ocultar los hechos.

También le puede interesar: Policías evitaron que mujer se suicidara en el Puente de la Vida

Es de resaltar que en el informe que redactó Téllez Amaya, los demás guardas no confirmaron que esa noche hubiera pasado algo, no obstante, tiempo después y ante un investigador de la policía judicial, varios de los guardas de seguridad que estaban de turno ese día confesaron que efectivamente esa noche se escucharon ruidos extraños, y que habían sido coaccionados por Cadena Ortiz a no decir la verdad, pero que al notar lo complicado del asunto y que lo sucedido acarreó la perdida de sus trabajos, decidieron confesar la verdad, puesto que los habían dejado solos con el problema.

En la diligencia judicial también fueron presentados algunos de esos guardas, los cuales, ante los estrados judiciales ayer, y ante el investigador judicial, hace unos años, dijeron haber sido presionados por el hoy alcalde de Ibagué para ocultar estos hechos.

Otra de las pruebas que más comprometen a Cadena Ortiz, y en consecuencia al alcalde Andrés Fabián Hurtado, es el informe brindado ante el togado ayer, 16 de enero, el patrullero William Alexánder Cruz, el cual estaba de servició para los días de los hechos, el cual, a pesar que, según él, le habían dicho que era un evento del Ingeniero Hurtado.

El patrullero leyó en la audiencia lo anotado en el libro de minutas, donde se registró el ingreso de 51 carros y dos motos, entrando a las pistas y estando allí hasta las 03:00 de la madrugada.

De igual manera, el patrullero indicó que el entonces administrador del aeródromo llegó sobre las 10:40 de la noche del 3 de abril del 2014 y se fue hasta que todos los carros se retiraron, ya en la madrugada del otro día.

Por ahora aún quedan otros 3 testigos de la Fiscalía, los cuales deberán rendir declaración el próximo 20 y 30 de marzo, y posterior a ello se presentarán los testigos de la defensa, no obstante, puesto que el delito por el cual se le acusa a Cadenas Ortiz puede terminar en una condena de pocos meses, la Fiscal teme que el proceso termine por prescribir, razón por la cual está presionando para que se agilice el juicio oral.