Inicio COLUMNISTAS ME ACABO DE ENTERAR DEL DANE, SANTOS Y JARAMILLO
ME ACABO DE ENTERAR DEL DANE, SANTOS Y JARAMILLO

-

ME ACABO DE ENTERAR DEL DANE, SANTOS Y JARAMILLO

0

El Presidente de la República Juan Manuel Santos ante el escándalo de Odebrecht, manifestó en sus últimas declaraciones que se acababa de enterar que los dineros de la multinacional brasileña,  ingresaron a su campaña política; declaraciones que hacen gala de la falta de elocuencia de nuestros dirigentes políticos y que desdibujan en el imaginario de los ciudadanos de a pie, las cualidades que los líderes debieran tener para gobernar el destino de nuestra Patria.

Siguiendo su discurso, me acabo de enterar que Santos debe renunciar al cargo de Presidente por haber sobrepasado los topes de su campaña electoral, que su defensa es la misma que utilizó Samper en el pasado, con la diferencia que el actual Presidente es el más impopular la historia del país lo que puede llevar a un desenlace diferente; me acabo de enterar que Santos endeudó el país más que todos los presidentes juntos desde la época de Simón Bolívar hasta nuestros tiempos, lo que demuestra su incapacidad de gestión y de gobernabilidad.

Me acabo de enterar que Santos y Jaramillo creen que Ibagué es una de las ciudades más seguras del país, que las cifras utilizadas por los gobernantes ya no son creíbles y no corresponden a estadísticas serias, que se han convertido en instrumentos políticos con los cuales malos gobernantes se defienden ante la pasividad y falta de responsabilidad con la ciudadanía.

Me acabo de enterar que el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) publica estadísticas antes de las visitas que realiza el Presidente Santos, para permitirle exhibir gestiones que desconocemos, que nos hacen cada vez más incrédulos y genera gran molestia que crean que el pueblo acepta como ciertas sus mentiras.

Me acabo de enterar que el Señor Jorge Bustamante ex director del DANE, renunció por escrito ante el Presidente Santos manifestando que “adelantar el operativo estadístico del III Censo Agropecuario durante el primer semestre del 2014, lo consideró particularmente inapropiado, pues se estaría llevando a cabo en medio de cuatro elecciones: consulta previa de los partidos, elecciones para Senado y Cámara, primera vuelta presidencial y segunda vuelta, si fuera del caso”“el Gobierno tomó la decisión y ordenó su realización durante esta coyuntura electoral. Decisión que respeto, pero no comparto, pues la contratación de 20.000 encuestadores, su movilización y la logística son complejas, máximo cuando además de su posible contaminación política, se compite con la movilización electoral”. Lo anterior denota que el Presidente Santos tiene total control de esa entidad (DANE) por lo que las estadísticas no son de fiar y sería un tema menor publicar datos que no corresponden a la realidad; de ahí que Ibagué ahora sea milagrosamente una de las ciudades más seguras del país, a pesar de no existir una sola política seria e integral por parte de la administración local del Alcalde Jaramillo y de Santos.

Me acabo de enterar que en la encuesta de ocupados realizada por el DANE se pregunta: “¿Señor o señora ha trabajado usted al menos una (1) hora durante la última semana con o sin remuneración?”, si usted contesta Sí, ya es una persona con trabajo. Este es el rigor de las encuestas del DANE con las que hoy nos dicen que Ibagué es segura.

Me acabo de enterar que las denuncias por hurto disminuyeron, porque este gobierno quitó los CAI donde la ciudadanía podía acudir a colocar sus denuncias, pero al no existir, -los atracos que están por las nubes, en la ciudad- no se registran y por ello el Alcalde y Presidente creen que Ibagué es el paraíso de la seguridad; no obstante, es importante presumir que ellos son conocedores de la ineficiencia de las políticas de seguridad implementadas a nivel nacional y local.

La frase “me acabo de enterar” es un insulto a la inteligencia de los colombianos, ya no aguantamos más que crean que este país lo pueden gobernar a punta de titulares en medios nacionales, cuando todos sabemos cómo están las cosas en nuestra patria.