BN-JhonFerleyAmaya.jpg
Jhon Ferley Amaya - imagen suministrada
24 Abr 2017 02:07 PM

El Petróleo en manos del Chavismo, la debacle de Venezuela

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Para nadie es un secreto que la Revolución Bolivariana establecida por Hugo Chávez y mantenida por Nicolás Maduro ha fracasado, llevándose por delante la esperanza del pueblo venezolano que en algún momento de su historia vio un mejor porvenir en estas ideas, basados en la teoría del Socialismo del Siglo XXI del Profesor Alemnán Heinz Dieterich.

Venezuela hoy por hoy, es un paraíso de hambre, cuna latinoamericana de miseria, día a día es común ver en los noticiero de los países de la región los saqueos constantes a los pocos supermercados que cuentan con algún tipo de alimento, ver las filas interminables de ciudadanos que miserablemente, aguardan por días para recibir, a criterio del gobierno  la cantidad de víveres INSUFICIENTES para su subsistencia, es común ver también,  como ciudadanos de a pie, salen a buscar su sustento diario en los basureros, siendo estos trabajadores formales y no habitantes de calle.

¿Cómo llegaron a ese estado?

Como primera medida, debemos recordar la importancia del crudo para la economía del país;  Venezuela cuenta con una de las mayores reservas petroleras en todo el mundo, lo que le ha permite ocupar un lugar sumamente privilegiado por encima de países de medio oriente como los Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Irán e Irak; se estima que Venezuela cuenta con más de 297 mil millones de barriles de crudo, de cierta manera, los hermanos venezolanos nadan, literalmente, en petróleo, lo que ha significado que históricamente su economía sea petróleodependiente; y fue quizás esta la razón más importante, para destruir el tejido industrial, pues gracias a la bonanza petrolera que vivió en su buen momento el chavismo, el ya fallecido Hugo Chávez se dio el lujo de expropiar centenares de industrias, otras tantas decidieron huir a países vecinos y pocas decidieron quedarse, pero ya no existen, cerraron ante el excesivo control de precios que no les permitió generan ninguna rentabilidad. Lo anterior poco o nada importó para el gobierno chavista, al fin y al cabo, la bonanza petrolera les permitió importar lo que su producción no les brindaba para el sostenimiento del país. No obstante, la caída de los precios del barril, hizo que el “próspero” modelo socialista basado en la dinámica petrolera, despertara en medio de una realidad que poco a poco ha conducido al vecino país hacia el abismo de hambre y miseria. En Enero del 2010 el precio del petróleo tipo Brent alcanzaba los $165 USD/BBL, para el mismo mes del año pasado (2016), este se tasó en tan solo 31,9 USD/BBL,  $133.1 USD menos por cada barril.

Y es aquí donde la suerte del país caribeño cambió 180 grados, con menos ingresos de las divisas petroleras, el andamiaje del chavismo se fue desbaratando poco a poco, generando hasta hoy la más alta inflación del continente americano y quizás del mundo entero, que para este año 2017 es del 720% y se pronostica para el 2018 en 2.086,5% según el  FMI (Fondo Monetario Internacional). Por esto es común ver, que no alcanza ningún fajo de billetes para comprar lo necesario en la canasta familiar de los venezolanos.

Con la producción nacional completamente destruida, sin ingreso de divisas petroleras por la caída de los precios del petróleo, sin recursos para seguir importando alimentos y medicinas, los venezolanos hoy en día sufren una tragedia humanitaria por culpa de las malas políticas de la dictadura chavista con respecto al mal manejo de los recursos de la bonanza petrolera. Lo que ayer fue una bendición económica, hoy se convirtió en una maldición que logró acabar con su producción nacional.