Sin-título-126.png
Foto suministrada
16 Mar 2019 07:01 AM

Este sería el accionar del presunto asesino de Rosmery desde que salió de Picaleña hasta su captura en Manizales

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Ese día, 26 de febrero del año 2019, empezó la pesadilla. A Elver James Melchor Bañol le dieron salida de la cárcel de Coiba Picaleña para que tuvieran sus ¿"merecidas"? 72 horas de libertad; una acción que hace parte del programa de resocialización de personas privadas de la libertad, según la legislación colombiana.

Pero Elver James no era un preso cualquiera. No estaba en Picaleña por haberse robado un caldo Maggi o haberle hurtado el contenido a un carro. No, Elver James, alias 'Julio', estaba en prisión purgando una condena de 40 años de cárcel por haber asesinado, violado y torturado a una niña de 13 años en Pereira, y por si fuera poco, con otras seis imputaciones por acceso carnal violento y otro asesinato más confesos por él mismo, y para rematar estaba siendo investigado por otros 25 casos más de violación y asesinato, todos ellos hacia mujeres, en su gran mayoría menores de edad.

Noticia Relacionada:  Menor desaparecida en Ibagué fue encontrada sin vida en zona rural cercana a Picaleña

Aún así, a este personaje le dieron las 72 horas y salió de la cárcel.  Y, a pesar de lo obvio, a ninguno se le cruzó por la mente lo que esta mala decisión de la "justicia" acaecería en la sociedad ibaguereña.

Del otro lado, al mediodía de ese mismo 26 de febrero, La jóven Rosmery Castellón salía del colegio Ciudad Luz.  Ella era joven, linda, llena de vida, estudiosa, hija de padres campesinos y con muchos sueños por delante y dispuesta a cumplirlos. Como muchas niñas de su edad que se encuentran a punto de graduarse del colegio, soñaba con un futuro, quizás fuera el de ser médico, abogada, psicóloga, periodista.... una profesional dentro del gran abanico de posibilidades se abrían para su vida.

Noticia Relacionada:  Alcaldía ofrece 30 millones de recompensa por responsables del homicidio de la menor Rosmery Castellón

Salió como todos los días de colegio junto a sus compañeros, cogió la buseta: esa ruta número 43 que sería la última que tomaría en su vida. Sus compañeros uno a uno se fueron bajando, ella era una de las últimas de ese recorrido. Vivía lejos, en la Vereda Aparco, cerca de la hacienda Cauchitos, área rural del municipio de Ibagué de donde todos los días salía en las mañanas con el ánimo de estudiar, aprender, superarse, ser mejor, y volvía en las tardes para hacer tareas y estar con su familia.

Pero a diferencia de los demás días, esa tarde no regresó a casa.  Los angustiados padres de la niña, al notar que no llegaba empezaron desesperadamente a buscarla por todos lados, a llamar a sus compañeros y profesores, a llamar a las emisoras de radio para que publicarán la foto con el ánimo de que pareciera, que la niña estuvieran algún lugar y llegara sana y salva a su casa.

Noticia Relacionada:  Personero condenó feminicidio de Rosmery Castellón

Pero no fue así. En las horas de la tarde se hizo el fatídico descubrimiento de su cadáver. Pronto el lugar de los hechos se vio lleno de un nutrido grupo de hombres de la fiscalía y de la policía Metropolitana de Ibagué quienes adelantaban los actos urgentes. A lo lejos y sobre la carretera periodistas y curiosos se encontraban tratando de obtener respuestas sobre lo sucedido: un angelito tan sólo 16 años había sido violentada, torturada y brutalmente asesinada y de su atacante no se sabía nada.

Después de eso no se supo mayor cosa. Rumores iban y venían. Sin embargo, de inmediato se puso la mira en la  posibilidad de que el perpetrador del crimen fuese  un interno de la cárcel de Picaleña habida cuenta que ese día habían salido 215 reos de permiso.

Noticia Relacionada:   Comunidad Educativa del SENA, Tolima se solidariza con la familia de Rosmery Castellón

Poco, o nada, se sabía con certeza. Ibagué arropó a la triste familia, la acompañó en las honras fúnebres y por unos días en las oraciones de los ibaguereños estuvo Rosmery para que Dios la acogiera en su seno y para que sus familiares recibieran del creador la fortaleza y el consuelo que solo Él puede brindar cuando se presentan hechos como este,  de carácter irreversible.

Lo que pasó durante el regreso de Rosmery el día que perdió la vida, solo lo pudieron determinar las autoridades después de una ardua labor investigativa.  Al parecer, Elver James Melchor Bañol, en lugar de viajar a Pereira, su lugar de origen, para ver a su esposa y sus dos hijos, permaneció  escondido, agazapado, esperando a su victima, quien se bajaba para caminar hasta su hogar, a menos de un kilómetro de la vía principal en el sector de Picaleña.

Noticia Relacionada:   Hoy se llevarán acabó las ceremonias fúnebres de la joven Rosmery

Por el momento las autoridades no saben si este hecho fue circunstancial o si de alguna forma el criminal ya sabía que justo a esa hora la jovencita se desplazaría por allí.  Pero si lograron establecer los terribles hechos que ahora son de conocimiento público: el monstruoso criminal además de torturar, violar y asesinar a la dulce Rosmery, marcó tambien su cuerpo con un cuchillo, estampando en la tersa piel juvenil con la firma indeleble y orgullosa de su alias "Julio", conducta que ya había realizado antes en sus otras víctimas.

Era su modus operandi, un rasgo típico de la psicopatía y de los peores asesinos seriales. Elver James una vez finalizó su acto de barbarie, simplemente dejó el ultrajado cuerpo de la joven Rosmery tendido y deshecho en medio de la maleza y huyó del lugar.

Noticia Relacionada:  Conforman grupo especializado para esclarecer homicidio de Rosmery Castellón

El 13 de marzo ante la Asamblea del Tolima el coronel Nicolás Carmen Aristizábal, Comandante de la METIB señaló que se habían adelantado grandes procesos en la investigación sobre el caso de Rosmery: la fiscalía y la policía metropolitana Ibagué habían adelantado multitud de investigaciones sin descanso. De boca del Coronel se confirmó que el atacante de Rosmery había sido un hombre que había salido de permiso ese día de la cárcel, quien  había sido captado en 8  cámaras de seguridad del sector merodeando el área a esa misma hora.

De esta forma se procedió a comparar el rostro de este hombre con los 215 presos que habían salido ese día de permiso en Picaleña y  se pudo establecer que efectivamente era uno de ellos, uno que había sido condenado por abuso sexual y asesinato, uno que nunca volvió luego de su permiso.

Noticia Relacionada:   Fiscalía sigue la pista del posible responsable de feminicidio de Rosmery Castellón

Inmediatamente esta información fue del conocimiento público, la prensa empezó a publicar la fotografía del hombre, con el fin de que fuera identificado por los habitantes de Ibagué o el Tolima, dado que incluso se manejaban las hipótesis que este hombre estaría en algún municipio de este departamento.

Su nombre Elver James Melchor Bañol, oriundo de Pereira, y allí residía a su familia. Solo hasta luego de haber perpetrado el horrendo crimen,  el miserable se dirigió hacia la terminal de transporte y salió con dirección al eje cafetero.

Noticia Relacionada:  El Asesino de Rosmery Castellón es un recluso de Picaleña el cual estaba de permiso por 72 horas

Hasta Pereira llegaron las autoridades y realizaron un operativo de allanamiento en la casa donde reside su familia, en el barrio el Cuba de la capital de Risaralda, pero no lo encontraron. Sin embargo si pudieron identificar que el sujeto utilizaba un dispositivo  celular, con el cual se comunicaba con su esposa. De inmediato un grupo de inteligencia técnica inició el seguimiento del teléfono móvil, dando como resultado en la triangulación de este, que la señal de origen se encontraba en una zona rural de Manizales.

El cuerpo investigativo viajó entonces hasta la capital de Caldas: Allí continuaron las investigaciones y con fotos en mano empezaron a preguntarle a las personas de la Vereda del Chuzo si habían visto al hombre que figuraba en ellas,  obteniendo la anhelada respuesta positiva por parte de  los residentes

Noticia Relacionada:   Él sería el asesino De Rosmery Castellón, le dieron 72 horas de permiso en la Cárcel de Picaleña

Las autoridades se dieron cuenta entonces que estaban muy cerca de capturar al "Monstruo de Picaleña" como ahora le llamaban, al notar en su accionar una singular semejanza a la de Luis Alfredo Garavito, el "Monstruo de los Andes".


El rostro de "El monstruo de Picaleña"

No transcurrió mucho tiempo en que lograran su avistamiento. Elver James se encontraba caracterizado como un campesino, buscando camuflarse entre los lugareños como un recolector de café. Al notar que el cuerpo operativo lo había identificado e iba tras de él, quiso huir sin percatarse que ya no tenía ni caminos ni rutas de escape, y se lanzó por un abismo del monte abriendo camino con su cuerpo para poderse  fugar.

Noticia Relacionada:   Capturado el Asesino de Rosmery Castellón, Elver James Melchor Bañol, en zona rural de Manizales

Los uniformados, expertos en el seguimiento y rastreo de este tipo de personas iniciaron un plan rastrillo y en una rápida acción lograron neutralizarlo. Estaba totalmente rasguñado y herido. En su intento de fuga no le importó que la maleza le cortará su piel y sus ojos, lo único que quería era largarse de este lugar, dejando atrás a aquellos que querían echarle mano. Pero ya era demasiado tarde, los uniformados lo encontraron en medio de la maleza e inmediatamente procedieron a su captura.

Fue así como narraron las autoridades el proceso mediante el cual el principal sospechoso del asesinato de Rosmery, fue puesto de nuevo a buen recaudo.

Noticia Relacionada:  Fiscalía entrega detalles de la captura del asesino y violador en serie que acabó con la vida de Rosmery Castellón

Dado que su accionar criminal anterior concuerda a la perfección con lo que le pasó a la jóven Ibaguereña y sumado a las pruebas de criminalística, el examen grafológico en las marcas del cuerpo de la menor y el material fílmico de las cámaras de seguridad, pocas dudas quedan que Elver James Melchor Bañol, sería quien trajo la desdicha a una humilde familia ibaguereña, así como lo hizo en el pasado con las familias de otras tantas niñas, que con su actuar maléfico y enfermizo habría dejado desoladas.

Ahora sólo queda que este hombre sea presentado ante las autoridades judiciales donde se llevaran a cabo las audiencias y donde se espera conocer si Elver James se declarara Culpable o inocente de este crimen.

Así entregaron a la prensa y a la ciudadanía todos los detalles las autoridades locales:

*****