24.jpg
Jorge García Melo / Foto tomada de Internet
19 Mayo 2018 07:27 AM

Docente universitario participa de importante proyecto científico en el Bajo Caguán-Caquetá

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

La ictiología es aquella disciplina que se comprende dentro de las ramas de la zoología, sin embargo, exclusivamente se relaciona con respecto a los peces, tanto en su anatomía, biología, especies y conducta, en el cual es un área importante dentro de las ciencias, pues los peces son animales que habitan en la Tierra desde hace millones de años contribuyendo a la nutrición del hombre, además de conformar el equilibrio de los ecosistemas.

Por tal razón, el docente catedrático Jorge García Melo, quien es biólogo con MSc. en Ciencia Biológicas y PhD. en Ciencias Biológicas, además es fotógrafo profesional, el cual han hecho parte de exposiciones en Colombia y Europa, ha alcanzado exaltaciones y premios en diversos concursos de fotografía tanto nacional como internacional. Por consiguiente, fue invitado por el Museo de Historia Natural de Chicago para participar junto a otros profesionales en el primer inventario social y biológico, llevado a cabo en el Bajo Caguán-Caquetá, donde debido al conflicto armado que se vivía en la zona, no había la posibilidad de realizar un adecuado registro de las especies. Siendo así, fue parte de la convocatoria que sumó a biólogos, geólogos, agrólogos, sociólogos, antropólogos y cartógrafos.

En una entrevista realizada por la Universidad del Tolima al docente, comenta que “es una primera herramienta que se genera para poder identificar una serie de amenazas que tiene este territorio en términos de su fauna, flora, y suelos,  también identificar amenazas a nivel social, para así poder generar una serie de recomendaciones y oportunidades que tiene la región en cuanto a la generación de una figura de conservación que permita mantener un corredor biológico entre el Parque Nacional Natural La Paya y el Parque Nacional Natural Chiribiquete”

Por ende, este proyecto en  que participó Jorge García Melo, posibilitó a rastrear más de 700 especies de plantas y alrededor de 600 especies de vertebrados. Es importante resaltar que, este y otros proyectos e iniciativas en pro de la biología, permite generar conciencia entre las comunidades, con el fin de salvaguardar la biodiversidad no sólo de la selva del Caguán sino también la del resto del país, pero principalmente en aquellas zonas que durante años estuvieron desprotegidas.