Inicio COLUMNISTAS En el Tolima, estamos mal en cobertura escolar
En el Tolima, estamos mal en cobertura escolar

-

En el Tolima, estamos mal en cobertura escolar

22
0

 

En el Tolima, aún tenemos problemas de cobertura escolar porque no se cumple la obligación estatal de ofrecer y facilitar el acceso a las aulas de los estudiantes en edad escolar (obligación de accesibilidad) e, igualmente, porque no se satisface ni garantiza la permanencia de los estudiantes que se matriculan en los diferentes niveles del sistema escolar (Obligación de adaptabilidad). Por lo menos en las condiciones y en los términos deseables.

Son dos situaciones que a gritos lo dicen las estadísticas que anualmente divulga el Ministerio de Educación (Cobertura en cifras). Se calcula, que según proyecciones de población que hace el DANE y los datos de las matrículas del año 2019 en curso ( datos con corte a mayo), son 55 mil 577 los infantes y adolescentes en edad escolar, los que están por fuera de las aulas en el presente año. De ellos, más de la tercera parte (35%), residen en Ibagué (19.541 ausentistas o inasistentes a las aulas).

Le sugerimos leer: “Esta educación no es para humanos”, lo advierte Armando Zambrano Leal

A ello se agrega que sigue creciendo la disminución paulatina y anual de la población estudiantil, un fenómeno nacional pero que es más grave en el Tolima, incluyendo Ibagué. Entre el 2015 que se toma de base por ser el año en el cual terminó el cuatrienio de los mandatarios anteriores y el presente año 2019 que se toma como base para evaluar cuánto harán los nuevos mandatarios, la población estudiantil matriculada decreció en 28 mil 379 estudiantes, de ellos 9 mil 946 en Ibagué, capital donde llegó  este fenómeno más tarde que el resto del departamento.

La disminución de la matrícula en el quinquenio 2015-2019 es equivalente en un 9.4 menos , cuando en el país no llega a ser del uno por ciento (0.3 por ciento menos, en el 2017).  No hay  otros departamentos donde el decrecimiento de la matrícula sea tan alto. Los departamentos con mayor disminución de su matrícula son en su orden, Chocó, 4.6 por ciento, Caldas 3.7, Valle 3.0 y Putumayo 2.5. Pero, igualmente, la matrícula no disminuye en 4 departamentos: Guaviare, Guajira, Amazonas y Magdalena.

Le sugerimos leer: La jornada única en 41 municipios no certificados, a otro ritmo

La deserción escolar y la ineficiencia interna del sistema escolar, son   fenómenos asociados a la cobertura escolar y, por relacionarse con el derecho a la permanencia en las instituciones escolares, amerita análisis posterior.

POCO INTERÉS POR LA EDUCACIÓN.

 Que se sepa, no hay estudios suficientes que den respuesta al por qué del ausentismo o inasistencia escolar y las razones  de la disminución de la matrícula en las dimensiones en que está ocurriendo en el Tolima.

Le sugerimos leer:   La Jornada Única

En el fondo está el hecho de que  hay poco interés por la educación en una buena cantidad de habitantes de todas las edades, entre ellas las edades correspondientes a los momentos del estudio de la educación básica y media. Lo dicen las encuestas de épocas electorales en los cuales la educación no está en el primer lugar de las necesidades o expectativas de la gente.

Lo dice el estudio, resultados de la gran encuesta nacional sobre deserción escolar realizada por la Universidad Nacional en el año 2010 en la que por lo menos la quinta parte de los estudiantes encuestados manifestaron que no les gustaba estudiar o no les gustaba como los docentes les enseñaban.

Le sugerimos leer:  La UT, según los ranking nacionales e internacionales

Hay un problema de pertinencia educativa y de pertinencia curricular, no se enseña lo que desean aprender los estudiantes o en encuentran poco útil lo que se les enseña, en desarrollo del plan de estudios obligatorio.

El poco interés por lo que sucede en el sistema escolar, se manifiesta en los discursos de la actual campaña  electoral. El tema de la educación no aparece entre los temas de campaña  o por lo menos  se toca tangencialmente. Muy seguramente, el poco interés por la educación se verá reflejado en las actuaciones de los ejecutivos y miembros de corporaciones públicas que  resulten elegidos.

Le sugerimos leer: El Síndrome de Burnot, el agotamiento emocional

LA DISMINUCIÓN DE INFANTES Y ADOLESCENTES.

Hay un fenómeno demográfico que explica parcialmente la disminución de la matrícula escolar. En el quinquenio 2015-2019 que se analiza, la población en edad escolar, es decir, entre los 5 años para el grado de transición y los 16 años de edad en que teóricamente debieran terminar el bachillerato, la población en este rango de edad decreció en un 4 por ciento, equivalente a  11 mil 946 infantes y adolescentes, fenómeno que es mayor en los 46 municipios no certificados.

El censo de población 2018 da algunas pistas sobre la disminución den arroja datos sobre inasistencia escolar que se mantiente entre sicitema que se toca tangencialmente. Muy seguramente, el poco  la población en edad escolar en Colombia. También arroja datos sobre inasistencia escolar que se mantiene entre un 18 y 17 por ciento de población que no asiste a las instituciones escolares en edades en que debieran estar estudiando, al comparar datos del censo del 2005 con el de 2018.

Le sugerimos leer: La situación educativa de Coyaima

Es un fenómeno de transición demográfica en el que la tasa de fecundidad pasó de siete hijos promedio por familia en la década de los 50 a sólo dos hijos promedio en la actualidad. Inclusive, hay jóvenes que manifiestan no querer tener hijos.

Que disminuya la población que demanda escolaridad se convierte en una oportunidad para solucionar el problema de cobertura que se ha planteado aquí, pero , para ello se requieren mandatarios (presidente, gobernador y alcaldes) que realmente se interesen por intervenir sobre este problema que, por ahora , está debajo de la mesa o se hace invisible, se oculta o se maquilla en los informes de gestión.

Le sugerimos leer:  La alianza de diez universidades para intervenir sobre seis problemas críticos de la educación

GRATUIDAD QUE NO HA GENERADO ACCESO A LAS AULAS.

 Desde luego que los gobiernos de turno han hecho múltiples propuestas de intervención para mejorar la cobertura y la permanencia escolar. Para estimular el acceso y la permanencia en  las aulas  hay varios programas en marcha, entre ellos el de suministrar Alimentación Escolar, programa PAE,  o refrigerios; ofrecer transporte escolar en zonas de difícil acceso, el programa Familias en Acción  que otorga estímulos económicos a estudiantes que accedan a la instituciones educativas.

La gratuidad educativa establecida por el gobierno a partir del año 2012, tiene por
propósito estimular el acceso a la educación sin costos directos, sin embargo, paradójicamente, el año 2012 coincide con el de mayor decrecimiento de la matrícula en el país (menos 2.4 por ciento). Surge, entonces, el interrogante. ¿Si no son los costos educativos los que propician la inasistencia y deserción escolar, entonces  qué es? Muy posiblemente la pobreza y el desempleo  que dificulta el cumplimiento de condiciones básicas en las familias  y tienen que ver con costos de la indumentaria, el transporte, los útiles escolares.

Le sugerimos leer: UT a la expectativa de la acreditación institucional

Evolución de la matrícula escolar en el Tolima, años 2015-2019.

Entidad territorial Año 2015 Año 2019 Variación

2019/2015

 

 

  Absoluta %
Tolima, municipios

no certificados

187.615 169.182 -18.433 -9.8%
Ibagué 114.955 105.009 -9.946 -8.7%
TOTALES 302.570 274.191 -28.379 -9.4

Fuente. Elaborada con base en datos de la Subdirección de cobertura, Ministerio de Educación Nacional.              

 Inasistencia escolar en el Tolima, años 2015-2019.

Entidad Territorial Año 2015 Año 2019
Población en edad

escolar

 

Matrícula

 

Inasistencia Población en edad

escolar

 

Matrícula

 

Inasistencia
Tolima. municipios

no certificados

195.554 166.532 29.022 186.290 151.254 36.036
Ibagué 114.652 98.619 16.033 111.970 92.429 19.541
TOTALES 310.206 265.154 45.055 298.260 243.693 55.577

Fuente. Elaborada con base en datos de la Subdirección de cobertura, Ministerio de Educación Nacional.            

 

Este artículo obedece a la opinión del columnista / Reproducción autorizada por el autor

 

 

Comments

comments

Luis Eduardo Chamorro Exsecretario de Educación. Experto y consultor en temas educativos.