Viruela del mono
Cortesía
20 Sep 2022 07:19 AM

Siguen aumentado los casos de viruela del mono en Colombia

Diana
Cabrera
@dianamileca
Los mayores contagios se siguen presentando en hombres.

En un nuevo informe del Instituto Nacional de Salud (INS), las autoridades evidenciaron un notable aumento de los contagios de la viruela del mono, al registrar 1.653 casos nuevos.

Según una evaluación clínica, la enfermedad se sigue presentando principalmente en hombres y mujeres, con algunos casos en menores de edad, que están siendo analizados.

La entidad señaló que, en el marco de la vigilancia epidemiológica, fueron analizados 2.554 casos y de este total, 901 fueron descartados.

Los casos hasta el momento han sido reportados en Bogotá (1.148), Antioquia (228), Cali (54) Cundinamarca (34), Tolima (20), Santander (18), Barranquilla y Valle del Cauca (12).

Las autoridades de salud confirmaron la preocupación en torno a las elevadas cifras de la enfermedad, teniendo en cuenta que en el pasado informe este reporte fue de 1.260 casos confirmados de la viruela del mono en Colombia, de los cuales 1250 hombres y 10 mujeres, con un registro de 16 menores de 10 a 19 años afectados con la enfermedad.

El informe del INS mostró que 59.4% son de fuente desconocida, 21.4% relacionados con fuente desconocida, 9.9% en estudio y 5% son casos relacionados con la importación.

La evaluación del sistema de vigilancia colombiano determinó además que se tenían varias personas hospitalizadas, sin que se reportaran víctimas a nivel nacional con esta enfermedad.

Según el Ministerio de Salud, los contagios se pueden presentar por vía directa, como besarse, abrazarse, lamerse, tener contacto cara a cara, darse caricias generalizadas piel a piel o tocar y rozar las lesiones del enfermo.

Mientras que, por vía indirecta, se podrían presentar contagios cuando se tocan o se comparten elementos personales como celular, ropa, sábanas, vapeadores, cigarrillos, copas, bebidas, toallas, cubiertos, cepillos y cualquier otro elemento o superficie que pueda haber estado en contacto con las lesiones de la piel de una persona enferma.

Fuente
Sistema Integrado de Información