Wanda León
Wanda León
Redes sociales - Archivo Alerta Tolima
12 Mayo 2020 11:51 AM

Poco a poco avanza la recuperación de Wanda León

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
La joven motovelocista ya está en su casa bajo el cuidado médico y de sus padres.

Hace casi un año, para el 18 de mayo del 2019, la motovelocista Wanda Nicole León, sufrió un aparatoso accidente en Monterrey, mientras practicaba a bordo de una moto Forte 650 para competir en la Italika Women's International Cup, competencia que tendría lugar en esta ciudad de México y hasta donde la joven ibaguereña de 16 años había viajado con el sueño de erguirse en lo más alto del podio.

Leer también: Alcaldía de Ibagué ofrece taller de marketing para mujeres emprendedoras

Lamentablemente la fuerte caída que sufrió Wanda luego de perder el control del aparato y chocar contra el pavimento le dejó serias lesiones en la mayoría de su cuerpo, la más complicada un trauma craneoencefálico que derivó en un estado de coma para la menor. 

Días después Karol Suárez, madre de Wanda, viajó a México para ponerse a la cabeza del cuidado de su hija, y luego de una larga batalla para lograr trasladarla a Ibagué, la Fuerza Aérea Colombiana voló hasta Monterrey y contando con todo el equipo humano y técnico el 24 de julio trajeron de regreso a la deportista, para que continuara con su recuperación en varias clínicas de la capital musical. 

Luego de esto los ojos del Tolima se han posado en esta familia ibaguereña para unirse en el deseo de la pronta recuperación de la joven, quien al día de hoy ya se encuentra en su casa. 

De su interés: Cerca de 500 mujeres en Ibagué han pedido ayuda por posible violencia intrafamiliar

Wanda sigue sin reaccionar, eso sí, ya su cuerpo da muestras de ir recuperándose poco a poco, como lo explico José Luis León, padre de Wanda, a Alerta Tolima de las Noticias Populares de La Cariñosa,Los doctores dicen que para la recuperación de ella la familia ayuda mucho (…) ella no ha despertado todavía, ella medio, medio abre los ojitos, según los últimos exámenes que le hicieron del oído y de la vista, pues ella escucha, y de la vista, ella ve, pero no conoce a las personas”.

La recuperación de Wanda es lenta, y todavía se extenderá por unos meses más, pero, pese a que los avances de la deportista son pequeños, para los doctores y su familia son grandes pasos para volver a ser esa joven activa y alegre que todos recuerdan. 

Desde que sucedió el accidente tanto Karol y José Luis perdieron sus trabajos para dedicarse de lleno al cuidado de su hija, sin embargo, la situación se ha complicado con la pandemia, no obstante, gracias a diferentes gestiones a Wanda no le ha hecho falta nada para su tratamiento y terapias, además, las mismas motos que tanto ama han sido vitales para poder conseguir el dinero para ella y su familia, puesto que sus padres organizaron un negocio de domicilios con el cual han logrado solventar los gastos en medio de la crisis de COVID-19. 

Del mismo modo, es de destacar que Wanda se encuentra aislada en su casa, sin recibir ningún tipo de visitas, puesto que por su condición es inmunodepresiva, y se encuentra a merced de cualquier virus y bacteria, razón por la cual en la era del coronavirus sus papás han redoblado esfuerzos para protegerla. 

Además: Empresas que abran sin tener los permisos de bioseguridad serán cerradas

Por ahora, mientras avanza su recuperación, tanto José Luis como Karol no pierden oportunidad para hablarle a su hija, contarle sobre lo que está sucediendo en el mundo y, por supuesto, cometerle todo lo relacionado con el mundo del motociclismo, puesto que ese deporte es su vida y sus padres saben que ese será una de las motivaciones más grandes de Wanda para luchar por su recuperación. 

“Las cosas a veces pasan porque tienen que pasar, eso solamente dios lo sabe, no nos podemos dejar rendir, ella le paso esto, pero tenemos la plena seguridad que con la ayuda de Dios ella va salir adelante” Dijo José Luis, padre de Wanda, y terminó con las siguientes palabras: “Yo creo que vamos por buen camino, yo tengo toda mi vida para estar con ella, y le pido a Dios que me dé larga vida para estar ahí cuando ella pueda levantarse bien”.