Ibal calle 15
Imagen suministrada
10 Ago 2022 03:14 PM

Contaminación en ríos de Ibagué le costó millonaria deuda al Ibal con Cortolima

Juliette Alexandra
Echeverry Bonilla
@alexaecheverryb
La deuda de la tasa retributiva asciende a $6.900 millones viéndose afectados los ríos Combeima, Chipalo, Alvarado y Opia

La Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado Ibal, mediante los diferentes trabajos que ha venido adelantando tiene actualmente una deuda de casi $7.000 millones con la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima considerada tasa retributiva, siendo así un cobro reglamentado por el Ministerio Ambiente y Desarrollo Territorial desde 1997 e implementado por la Autoridad Ambiental con el propósito de reducir la contaminación hídrica al mínimo costo económico posible, siendo así el Ibal el mayor deudor este cobro.

Por su parte, la directora de Cortolima, Olga Lucía Alfonso, explicó que la millonaria cifra se debe a las 'tasas retributivas' que por ley están obligadas a pagar las empresas y Alcaldías que viertan cargas contaminantes sobre fuentes hídricas.

“La empresa ibaguereña debe cerca de $7.000 millones por concepto de la tasa retributiva correspondiente a los años 2019, 2020, 2021 y 2022. A este valor se suman los intereses, por no pagar dentro de los plazos establecidos. El Ibal es el mayor deudor de la tasa retributiva que tiene Cortolima”, aseguró la directora

Así las cosas, Alfonso fue enfática en que el dinero para el pago de esta deuda no provendría directamente de la entidad, sino del pago de las facturas del servicio de agua por parte de los ibaguereños, y agregó que estos cobros se realizan para generar conciencia en las grandes empresas sobre la forma de articular su trabajo y responsabilidad frente al medio ambiente.

“Dentro el cobro del recibo del agua está también el cobro de la tasa retributiva y el Ibal está autorizados a cobrar. Esos ingresos no son del Ibal, son recursos que la ley estableció que deben ser transferidos a las Corporaciones Autónomas Regionales, en este caso Cortolima”, agregó Alfonso.

En la actualidad, La Cariñosa 1.420 AM, pudo conocer de primera mano que el Ibal tiene alrededor de 180 procesos sancionatorios en trámite en Cortolima y que en la mayor parte de los casos termina en multas por no cumplimiento a los requerimientos básicos estipulados por la ley ambiental.

Fuente
Alerta Tolima