osoandino.jpg
Gracias a este programa, en el 2018, 28 familias firmaron acuerdos de conservación del Oso Andino y se han comprometido con el mejoramiento de su calidad de vida, sin afectar la presencia del oso en su entorno. Foto suministrada.
23 Feb 2019 07:42 AM

Fundación Grupo Argos protege el hábitat y los corredores del Oso Andino

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

En el marco del Día Mundial del Oso Andino, la Fundación Grupo Argos ratifica su compromiso con la conservación de esta importante especie por medio del programa Conservamos la Vida. Este proyecto, en alianza con Parques Nacionales Naturales de Colombia, Wildlife Conservation Society (WCS Colombia), Fundación Julio Mario Santo Domingo, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) y la Fundación Smurfit Kappa Colombia, busca, entre muchas acciones, la protección del hábitat del Oso Andino en áreas priorizadas de la Cordillera Occidental de Colombia.

Una de las acciones centrales que promueven estas instituciones para conmemorar este día es la campaña #PonteLosAnteojosPorLaVida, que busca generar conciencia en todo el territorio nacional con acciones que invitan a conocer más sobre el Oso Andino y la importancia de su conservación. La Fundación Grupo Argos, además de vincularse con esta campaña y premiar la participación de los usuarios en redes sociales, también celebrará con las comunidades de los municipios El Águila y Dagua, en el Valle del Cauca, y El Tambo, en el Cauca, que participan del programa Conservamos la Vida y han comprendido que el oso es una fundamental para el equilibrio de los ecosistemas.

Le sugerimos leer: Ciudadanos de San Luis este domingo 24 de febrero “A Denunciar”

“Desde la Fundación Grupo Argos reconocemos la importancia del Oso Andino para los ecosistemas colombianos y la protección de otras especies en el país y la Región Andina. Es por esto que desde 2015 venimos trabajando fuertemente en la restauración de áreas privadas y públicas que permitan expandir zonas para el núcleo de conservación del oso, así como en la generación de consciencia en las comunidades que habitan cerca y en los colombianos en general, teniendo en cuenta que estos son actores primordiales en la protección de esta especie”, afirmó Ana Mercedes Villegas, Directora Ejecutiva de la Fundación Grupo Argos.

En Conservamos la Vida, la Fundación Grupo Argos ha invertido alrededor de 1.500 millones de pesos, cifra que se duplica en alianzas con otras entidades, lo que ha permitido promover una convivencia armoniosa entre el oso y las comunidades que habitan en su territorio. Lo anterior, se logra por medio de actividades como el “diálogo de saberes” con los pobladores con el fin de mejorar sus actividades productivas y espacios de enseñanza en instituciones educativas para compartir con los niños estrategias para convivir con la especie y aumentar la subsistencia del proyecto a largo plazo.

Le sugerimos leer: Conato de incendio en la Gobernación del Tolima

Gracias a este programa, en el 2018, 28 familias firmaron acuerdos de conservación del Oso Andino y se han comprometido con el mejoramiento de su calidad de vida, sin afectar la presencia del oso en su entorno.

 

Acerca del Oso Andino

  • Puede medir entre 1,20 y 1,80 metros de longitud.
  • Su peso está entre 90 y 120 kilogramos. Sin embargo, algunos ejemplares han llegado a ser reconocidos con un peso cercano a los 170 kilogramos.
  • Sus patas de 5 dedos y grandes garras le permiten trepar árboles para alimentarse o descansar.
  • Su cola es pequeña: tiene, aproximadamente, siete centímetros.
  • En estado silvestre, puede llegar a vivir hasta 30 años.
  • Es tímido, solitario y pacífico. No constituye un riesgo para el hombre, siempre y cuando no sea atacado o herido.
  • Aunque su hábitat típico es el bosque andino nublado (1800 y 2700 metros de elevación) y el páramo en los Andes (por encima de 3200 metros de altura), también tiene habilidad para adaptarse a distintos espacios como bosques espinosos.

 

Es considerado como una “especie sombrilla”, es decir, que es clave para la planificación y conservación de los ecosistemas, debido a sus características, área requerida y la conectividad que demanda para su hábitat.