154NietoExtorsion.jpeg
18 Mayo 2019 12:54 PM

A pesar de la gravedad de los hechos, juez dejó libre a sujeto investigado por extorsión

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Ante el Juzgado Segundo con Función de Control de Garantías, fue presentado un hombre de 48 años de edad a quien se le imputó dos extorsiones agravadas en concurso homogéneo y sucesivo con circunstancias de mayor punibilidad por parte del Fiscal 19 delegado ante el GAULA de la Policía. El hombre identificado como Álvaro Nieto Ladino, nacido en el municipio de Calarcá (Quindío) fue capturado por integrantes del GAULA de la Policía Tolima en el municipio de Soacha (Cundinamarca).

Le sugerimos leer: Integrante de ‘Los picachos’ fue condenada a 12 años por extorsión

En audiencia, el ente acusador lo señaló como la persona quien cobró los dineros productos de las llamadas extorsivas generadas al interior de la cárcel de Ibagué, en el cual al capturado se le imputó dos extorsiones cometidos en contra de dos ciudadanos, donde fueron engañados por reclusos que les indicaban de un supuesto familiar que había sido capturado por supuestos integrantes de la Policía, del cual para no ser detenidos debían desembolsar a través de giros diferentes sumas de dinero.

De manera que, en el mes de junio del año 2014, Nieto Ladino cobró el dinero de una mujer a quien le había pedido $2 millones de pesos y al final entregó $513 mil pesos y, a otro ciudadano quien consignó un total de $500 mil pesos. Cabe resaltar que, al sujeto se le investigará en otras instancias judiciales por otros casos relacionados, donde el capturado es señalado como la persona que cobró los dineros de las víctimas, en el cual se adelanta los procesos en los departamentos de Meta, Antioquia Santander, Chocó y el Tolima.

Le sugerimos leer: Cárcel a integrante de ‘Los Rojas’ por extorsión a finqueros del sur del Tolima

Tras la imputación de cargos, el delegado de la Fiscalía solicitó medida de aseguramiento intramural contra Nieto Ladino, no obstante, el juez con función de control de garantías se abstuvo a imponer dicha restricción, aludiendo que el indiciado tiene arraigo en la comunidad con un trabajo y una familia, razones suficientes para no imponer la medida, a pesar que el fiscal apeló la decisión el capturado quedó en libertad pero vinculado al proceso.