54QuiñonesExtorsionIbague.jpg
Jason Raúl Quiñones / Foto: Alerta Tolima
9 Sep 2018 02:53 PM

Joven participó en extorsión con modalidad tío-tía desde cárcel de Ibagué

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Bajo una orden de captura radicada por un Juzgado Municipal de Ibagué, fue detenido el joven identificado como Jason Raúl Quiñones Cabezas de aproximadamente 25 años de edad, quien la Fiscalía lo señaló por el delito de extorsión simple en calidad de cómplice.

De esta manera, ante los estrados del Palacio de Justicia en el Juzgado Octavo con Función de Control de Garantías, donde la delegada Fiscal reveló las investigaciones realizadas por la entidad, para dar con el paradero de los responsables y sus cómplices en el modus operandi más usado por los extorsionistas titulado ‘modalidad tío-tía’.

Le sugerimos leer:  Libertad a cuarta mujer capturada por llamada extorsiva desde Chaparral

Es necesario precisar que, en la última semana se han efectuado diferentes órdenes de captura principalmente contra aquellos presuntos delincuentes que cobran el dinero en las empresas de giros, producto de las llamadas extorsivas. Siendo así, Quiñones Cabezas se le señaló por ser el responsable de adjudicarse un total de 2 millones 300 mil pesos, el cual resultó víctima una mujer de 78 años de edad a quien la llamaron y le solicitaron insistentemente dicho dinero.

Le sugerimos leer:  Niña de 14 años se suicidó en el Líbano

Según la Fiscalía, narró la denuncia por parte de la mujer el cual reveló que la llamada fue realizada el 31 de agosto de 2017, donde un hombre joven la llamó - llorando -, haciéndose pasar por un sobrino de ella. Dice que, había sido detenido por parte de la Policía y habían encontrado en la parte trasera de su auto un arma de fuego, por lo que lo iban a judicializar.

Le sugerimos leer:  Dueña de bar acusa a director de Justicia por acoso sexual y abuso de autoridad

De este modo, la mujer de avanzada edad consignó primero 300 mil pesos, posteriormente, realizaron un total de 10 llamadas presionándola a hacer más consignaciones, por lo que al final abonó otros 2 millones de pesos. Según el ente acusador, tras las investigaciones se estableció que la huella plasmada en los recibos de giros corresponde a Quiñones Cabezas y, además, la llamada se realizó nuevamente - como se ha dicho en los últimos días - al interior de la cárcel de Picaleña. Por tal motivo, la Fiscal solicitó medida intramural para el joven, la cual fue aceptada por parte del despacho judicial.