lo mataron en medio de una riña con su sobrino
Don Carlos Murio luego de recibir una puñalada en el pecho
Alerta Tolima y Suministradas
24 Ago 2019 06:25 AM

De una puñalada Vendedor de papayas mató a su tío en pleno centro de Ibagué

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
Don Carlos murió luego de ser llevado ante las instalaciones de la Clínica Tolima.

Eran las 02:20 p.m. del viernes, el sol brillaba en lo alto del cielo y parecía otra tarde de verano en la calle 14 entre 3ra y 4ta en Ibagué. No obstante, sobre el bullicio de los carros, los vendedores ambulantes y el murmurar de las personas se alzaron varios gritos de terror, mientras que un joven sin camisa huía con una carretilla llena de papayas.

Leer también:Fiscalía imputó nuevos cargos contra exalcalde del municipio de Villahermosa

“Lo mataron, lo mataron” se le oía decir a una personas. Del interior del almacén de cosméticos BeautySalon salieron dos mujeres y un hombre, entre los tres sostenían a un moribundo adulto mayor, de su pecho manaba sangre que a duras penas era contenida por una cuarta persona que con una camiseta roja de rayas horizontales azules intentaba detener el sangrado.

A quien llevaban en brazos era Carlos Alberto Daza, de 54 años, su rostro se había emblanquecido al igual que sus ojos, todos lo conocían por vender “maticas” en un puesto informal, durante años fue voluntario de la Defensa Civil, pero ahora se dedicaba, al igual que su esposa, a comercializar sus productos en la calle.

Daza llegó a la Clínica Tolima en un delicadísimo estado, tenía una herida en su tórax a causa de  un arma blanca provocada por un joven vendedor de papayas con quien había tenido una riña.

Por lo que se pudo establecer, la esposa de Carlos Alberto le compró una de las frutas que tenía a la venta al joven, de quien se dice es familiar del hoy occiso, a Carlos eso no le gustó y empezó a insultar al vendedor de papayas. De un momento a otro inició la gresca, Don Carlos consiguió propinarle un fuerte golpe a su contrincante, abriéndole una herida en su cabeza de donde empezó a correr un hilito de sangre.

El joven se enojó al verse herido, sacó un cuchillo, el cual usaba para partir las papayas que vendía, Daza, al ver el arma blanca emprendió la huida, logrando tomar unos metros de ventaja e ingresar al almacén de cosméticos, subiendo por unas escaleras para esconderse, sin embargo, ante la mirada atónita de las empeladas, las cuales fueron testigo de cómo los dos hombres forcejeaban y en medio de la pelea el más joven dibujaba con el cuchillo un arco en el aire para conectar la punta de la hoja de metal con la humanidad del adulto mayor.

Leer también:Joven de 20 años se quitó la vida en zona rural de Mariquita

Luego que se llevaran al herido de muerte, la gente quedó conmocionada con lo que acababa de pasar, al lugar empezaron a llegar patrullas motorizadas de la Policía, quienes al doblar la cuadra consiguieron capturar al agresor, el cual corría despavorido y sin camisa empujando la carretilla llena de papayas.

Los uniformados esposaron al joven y a otro más, quien imprudentemente había escondido el cuchillo. Entre sollozos el agresor les decía a los agentes policiales que su amigo no tenía nada que ver, y que Carlos desde hace mucho lo “venia molestando” tratándolo con palabras soeces, razón por la cual ese día estalló y lo agredió.

Minutos después al lugar hizo arribo un carro de la METIB, en la que subieron al joven y lo llevaron hasta el bunker de la fiscalía.

Por otro lado, en una cama de hospital, Daza se debatía entre la vida y la muerte, los médicos intentaron todo lo posible, pero la gravedad de la herida era tal que fue imposible estabilizarlo, falleciendo pocos minutos después.

Por ahora el caso es materia de investigación por parte de las autoridades policiales, quienes luego a los hechos iniciaron la recolección de testimonios y videos de cámaras de seguridad para avanzar en las pesquisas necesarias que serán solicitadas por el fiscal que lleve el caso contra este joven homicida.