IMG_20181113_165913.jpg
13 Nov 2018 05:15 PM

Caso del niño muerto éste fin de semana podría ser peor que el de Sarita

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Luego de conocer el lamentable caso del niño Anderson Gallardo de 3 años de edad, servidores del CTI de la Fiscalía iniciaron un proceso investigativo para tratar de esclarecer las causas del fallecimiento del menor, y determinar bajo que circunstancias se presentaron.

Como lo había informado la redacción judicial de Alerta Tolima, el caso se conoció el pasado Sábado en las instalaciones del hospital San Francisco a donde fue llevado el menor en crítico estado de salud, luego que según el progenitor sufriera una caída de forma accidental.

Noticia Relacionada:  Investigan a hombre por muerte de su hijo de 3 años en Ibagué

De acuerdo con la versión que el hombre entregó a las autoridades todo se presentó cuando el menor empezó a mostrarse ahogado con los alimentos de tal manera que al tratar de auxiliarlo se le habría resbalado de sus brazos sufriendo un fuerte golpe.

Noticia Relacionada:  Policía Metropolitana reveló detalles del fallecimiento de un niño de tres años en Ibagué

Fue así que al registrarse el deceso del pequeño cuando era atendido por los galenos de turno, se procedió a informar sobre la novedad a la Policía Metropolitana, de tal manera que al lugar llegaron funcionario de la Sijin quienes se apersonaron del caso de forma inicial. Por lo anterior los funcionarios de la Policía procedieron a solicitar los documentos al señor Didier Fabián Gallardo, detectando que sobre él recaía una sentencia condenatoria vigente a 1 año y 8 meses de cárcel por el delito de hurto calificado.

Le sugerimos leer:   Hincha del Deportes Tolima apuñaló a otro aficionado en pleno partido

De este modo el progenitor del niño fue conducido hasta el búnker de la Fiscalía, donde se hicieron efectivos todos los procedimientos legales para enviarlo a la cárcel de Picaleña, acusado por el delito antes mencionado. Cabe señalar que desde el primer momento fue vinculado a una investigación por un presunto caso de maltrato en contra de su propio hijo.

Le sugerimos leer:   Murió otro niño en Ibagué. El pequeño tenía apenas 13 meses

Sin embargo, lo nuevo del caso fueron los rastros de maltrato que las autoridades encontraron después de realizar las diligencias técnicas de inspección y levantamiento al cadáver, evidenciando en ese momento la gravedad del caso.

Le sugerimos leer:  Estudiante asesinó a su compañero de clases en una obra de teatro

La redacción judicial de Alerta Tolima, pudo establecer que el pequeño fallecido evidenciaba signos de tortura severa, pero además conoció a través de una versión extra oficial que el niño registraba marcas de aparentes mordiscos, golpes y laceraciones en el pecho, espalda, rostro e incluso en sus genitales.

Le sugerimos leer:   Domiciliaria a sujeto que lleva más de una década vendiendo drogas en su casa

De este modo, la Fiscalía señalará a esta persona como el presunto autor del asesinato violento de su hijo y causante de los episodios prolongados de tortura.  Un dato que sin lugar a duda conmovió a los funcionarios encargados de la investigación, es que el pequeño el día que murió producto del aparente maltrato estaba cumpliendo sus tres añitos (10 de Nov).

Le sugerimos leer:  Experto en ‘cambiazos’ de tarjeta débito fue detenido

Detalles adicionales.

En el trabajo de vecindario realizado por los servidores de la Policía Judicial surgió una versión que está en proceso de análisis, según la cual el señor Didier Fabián Gallardo tenía la custodia del pequeño luego que presuntamente la progenitora lo dejara abandonado otra ciudad, obligando a que éste joven de aproximados 25 años tuviera que hacerse cargo del menor.

Le sugerimos leer:   Pareja fue sorprendida cometiendo caso de apartamentazo en Ibagué

De forma extra oficial se conoció que el hoy acusado del filicidio en algún momento hizo parte de la Armada de Colombia, siendo allí cuando conoció a la mamá del pequeño Anderson Gallardo.

Le sugerimos leer:  Funcionario realizó millonaria estafa al INPEC con dinero de los reclusos

Así mismo se investiga la versión de algunos vecinos del barrio San Antonio sector del Oasis (lugar de los hechos), quienes indicaron que el menor al parecer era continuamente maltratado por el papá, quien en la actualidad se dedicaba a los oficios varios.

Le sugerimos leer:  Especialista en hurto a celulares fue capturado en el Centro de Ibagué

De comprobarse una serie de situaciones que hacen parte del proceso judicial, se considera que este caso podría ser peor que el de la niña Sara Ayolina Salazar.