WhatsApp-Image-2019-01-12-at-7.23.58-AM.jpeg
12 Ene 2019 06:08 PM

Capturados jóvenes que se dedicaban a la venta de estupefacientes en el parque macadamia en Ibagué

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

 Como Juan Camilo Méndez Hernández y Jefferson Velasco Jaramillo, fueron los jóvenes de 20 y 21 años respectivamente que fueron presentados ante el Juez Octavo de control de Garantías por el delito de tráfico, fabricación y/o porte y venta de estupefacientes.

Los jóvenes quienes contaban con una orden de captura emitida desde el pasado 27 de diciembre del 2018,  por el Juzgado Octavo, fueron capturados por la Sijín de la Policía Metropolitana de Ibagué,  luego que se cumpliera una orden de allanamiento uno de estos en la Cra 5 N 22-74 del barrio Cambujos de la ciudad de Zipaquirá–Cundinamarca  y la otra en el barrio San Diego de la ciudad de Ibagué, más exactamente en la Cra 11 N 6-19, en la cual no se hallaron elementos probatorios que comprobaran su vinculación a un grupo delincuencial.

Le sugerimos leer:  Patrulla de la Fuerza Aérea detiene en flagrancia a un ladrón en Melgar

Sin embargo, según los relatos por parte del Fiscal especializado, desde el pasado año en el mes de enero, una fuente humana se acercó a la Sijin de la Policía Metropolitana de Ibagué, denunciando que en el parque Macadamia del barrio Parrales de esta capital, se encontraba un grupo de personas que se dedicaban a la venta de estupefacientes en pequeñas dosis.

Por lo anterior, el grupo de investigadores iniciaron un proceso de seguimiento desde el mes de febrero hasta el 16 de agosto del 2018, donde efectivamente se pudo corroborar que para el mes de Junio de ese mismo año más exactamente el día 21, Juan Camilo, fue registrado vendiendo el alucinógeno a una adolescente donde se pudo encontrar en su poder 14.7 gramos de marihuana.

Le sugerimos leer:  Accidente de tránsito en Líbano deja 2 menores heridos

Días antes, exactamente el 17 de junio de 2018, a Jefferson le hallaron 7.7 gramos de droga cuando éste estaba vendiendo este estupefaciente a dos jóvenes.

Por los hechos anteriores, el Fiscal Especializado imputó los cargos de tráfico, fabricación y/o porte de estupefacientes en concurso homogéneo, delitos que no fueron aceptados por los jóvenes, por lo que el Juez Octavo, tomo la determinación de la medida de aseguramiento  domiciliaria, solicitud realizada por el Fiscal especializado, teniendo en cuenta la falta de antecedentes y sumado a esto que ambos jóvenes ya se encontraban antes de la captura,  laborando de manera formal en empresas relacionadas a la producción de flores y otra de aseo.