EMMANUELARANGO-640x750.jpg
18 Sep 2017 08:26 AM

Santos, la representación antagónica del Rey Midas

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Es muy conocido el cuento mitológico griego, en el que el Rey Midas que gobernó la ciudad de Frigia entre los años 740 antes de Cristo hasta el año 696 A.C, recibió un don del dios Dionisio, el regalo consistía en que todo lo que tocara se convertiría en oro; pero pronto descubrió que el don deseado no era lo que esperaba y se curó bañándose en las aguas del río Pactolo, que desde entonces contuvo arenas auríferas.

Le sugerimos leer: Diferencia entre dictador y tirano

En Colombia quizás no tengamos un rey, pero si un Presidente llamado Juan Manuel Santos, que soñó con llegar a la Casa de Nariño y ser el mandatario de los colombianos a toda costa; fue entonces, cuando decidió ser parte de la creación del partido político denominado la “U”, con clara alusión al mandatario de la época -el Presidente Uribe-, para ganar la simpatía del dirigente político con la mayor aprobación en la historia de Colombia.

Después de siete años de gobierno de Juan Manuel Santos y a menos de un año para salir de la Casa de Nariño, observamos el rastro del desprestigio institucional, el descontento ciudadano, la desolación que deja la impunidad y el conflicto persistente en todo lo que ha tocado.

Le sugerimos leer: ¡JUEZ! tarjeta roja para Santos

El partido de la “U” no tendrá candidato a la Presidencia de Colombia, porque la pésima imagen de Santos afecta su propio partido político, es tan crítico el daño del toque dado por “Midas” que nunca en la historia de Colombia, el partido de un presidente había estado sin candidato a ocupar el primer cargo de los colombianos; de hecho es tan popular su toque, que ningún candidato a la Presidencia quiere recibirlo porque arruinaría de inmediato esa campaña presidencial, es como una maldición que todo lo que toca lo daña, lo deja inservible, inútil, lastimado o averiado.

Le sugerimos leer: Me acabo de enterar del DANE, Santos y Jaramillo

Midas-Santos tocó el símbolo de la paz, la hermosa paloma y la manchó hasta tal punto que parecía imposible que el NO ganara en el plebiscito realizado en el año 2016, el Presidente Santos anunciaba en todos los medios que “votar por el NO en el plebiscito era votar en contra de la paz” y a todo lugar o evento asistía con una paloma en su solapa -aun lo hace-, sintiéndose vencedor pero olvidando que con mentiras no era posible obtener la victoria; fue entonces cuando el pueblo colombiano al darse cuenta que Santos se movilizaba a votar por el SI en el plebiscito, presintió que algo malo, oscuro u oculto había en ello, en consecuencia la palabra “paz” manoseada y manipulada recibió su primer derrota, ¿la razón? Midas-Santos la toco para engañar a los ciudadanos.

Le sugerimos leer: De los acuerdos de la Habana a un Gobierno de Transición

En definitiva, “Midas” deja un país como nunca polarizado, con la mentira de una supuesta paz que vendió a un alto precio, pues los dineros del erario fueron usados como prebendas a políticos a cambio de apoyo, esta polarización se da entre quienes descubrieron el engaño detrás de bambalinas y los que no lo notaron o están de acuerdo a pesar de conocer la terrible verdad y es que a las FARC se les concedió todo, no existió tal acuerdo; esta situación generó divisiones en las mismas familias y amigos, nunca un Presidente uso el poder para segregar la población y menos en los que están a favor o en contra de la paz, nunca el máximo dirigente del país se atrevió si quiera pensarlo, en terminar la fraternidad que siempre ha caracterizado el pueblo colombiano, solo Santos pudo corroer de esta forma la sociedad.

Le sugerimos leer: La inseguridad en Ibagué es Campeona

Ante la crisis económica y el déficit fiscal ocasionado por el derroche, “Midas” intentó solucionar sus problemas de momento vendiendo a ISAGEN, una empresa que era vital para el desarrollo de la industria energética del país, como no era dinero suficiente decidió subir el IVA al 19%, cifra que no se incrementaba desde el año 1995 -gobierno Samper; con estas decisiones entre otras poco audaces y con visión cortoplacista, Santos dio su toque desastroso a la economía nacional, sumiendo la industria textil, agropecuaria, manufacturera e incluso el sector de los servicios, en un pozo tan profundo de inseguridad tributaria y desaceleración, que se requerirá un héroe visionario, que la priorice y rescate.

Le sugerimos leer: Fundación ibaguereña organiza colecta para los niños de la Bahía Málaga

Resulta increíble que aún, durante la visita del Santo Padre a Colombia, cada vez que las cámaras en la capital del país enfocaron a Santos estando sin el Sumo Pontífice cerca, el público chiflaba, diciéndole con esto que el haber traído el máximo jerarca de la iglesia católica a nuestro país no mejorará su imagen y que el Papa no debía ser utilizado como instrumento político; “no todo mundo se usa”, fue el mensaje.

Le sugerimos leer: Disonarte Colombia, una experiencia musical diferente

Finalmente, parece ser que la única solución que le queda a Santos, es terminar pronto su periodo y marcharse a vivir fuera del país, porque si bien la historia mitológica le permitió al Rey Midas curarse de su maldición bañándose de manera pronta en el rio Pactolo, a Santos no hay rio que le cure y si existe no se le conoce.

Le puede interesar: