Inicio COLUMNISTAS Diferencia entre dictador y tirano
Diferencia entre dictador y tirano

-

Diferencia entre dictador y tirano

0

En los tiempos modernos es habitual escuchar que Maduro Presidente de Venezuela es un dictador, otros decimos que es un tirano y los más osados manifiestan que es un demócrata, por este motivo resulta de utilidad diferenciar conceptualmente al dictador del tirano para no confundir los términos al momento de usarlos.

Podemos afirmar que un dictador es aquel que llega a gobernar sin el voto popular, decían los romanos que era un “gobierno extraordinario” en la medida que se instauraba sin elecciones democráticas, como es el caso de Cuba en donde Fidel Castro (ya fallecido) llego a la fuerza mediante el uso de las armas y se instauro en el poder; allí no ha habido elecciones, de hecho Fidel entrego a su hermano Raúl Castro el mando, sin que existieran elecciones democráticas, por esto afirmo que hay una dictadura.

En contraposición a lo anterior, se puede afirmar que existe una tiranía cuando quien llega a gobernar lo hace mediante el voto popular, el tirano cuenta generalmente con el apoyo de las masas al momento de la elección, el cual se obtiene mediante el uso del populismo y una vez en el poder abusa de las facultades obtenidas, hace trampa en elecciones para mantenerse y aprovechando su posición privilegiada menoscaba las instituciones, de hecho, promueve el desprecio hacia las mismas. Lo importante para el tirano es menoscabar todo indicio de cultura civil, toda vez que un país sin instituciones fuertes es un país sin defensas orgánicas donde manda uno solo y manda por todos los otros, quienes son manejados dócilmente permitiéndole continuar al mando.

Un caso de tiranía es por ejemplo la de Nicolás Maduro en Venezuela quien ganó las elecciones democráticas, así como lo hizo su antecesor Hugo Chávez (no sabemos si legalmente) y una vez en el poder se adueñaron del control de todas las instituciones del Estado, se promovió la importantancia del partido y de la llamada revolución por encima del Estado mismo.

Una tiranía tiene por base la sumisión completa del pueblo no al Estado sino al gobierno, la doctrina sobre el deber, el partido antes que la Constitución, el predominio de los planteamientos emocionales sobre los racionales, el uso del populismo al establecer medidas políticas que no buscan el bienestar o el progreso de un país, sino que tratan de conseguir la aceptación de los votantes sin importar las consecuencias.

Lo anterior nos permite afirmar que en Cuba existe una dictadura, a pesar de que el 1 de enero de 1959, después de 25 meses de lucha en Sierra Maestra, Fidel declaró ante los medios que “tendremos elecciones en menos de un año”, y ya sabemos lo que sucedió, falleció antes de permitir una elección democrática.

En Venezuela, Maduro al ser un tirano lo que hace una vez electo, es tratar de mantenerse en el poder, intenta legitimar lo ilegitimable, recurrió a toda clase de métodos para justificar su “modelo”; reprime al pueblo que exige un cambio, arma a 500 mil milicianos para intimidar al pueblo indefenso, deforma la historia, santifica villanos, niega la realidad, culpa a conspiraciones extranjeras de su desgobierno, manifiesta que la revolución se mantendrá, pero lo que realmente le interesa es conservar el cargo, no está dispuesto a dejarlo. En todas y cada una de las consignas tiránicas siempre hay una sucia mentira que sólo persigue burlar el juicio de las masas.

Lo anterior lo quise escribir para aclarar términos conceptuales que se confunden a menudo, sobre todo cuando de tirano se pasa a dictador y viceversa, esta situación puede presentarse como por ejemplo, si Maduro en Venezuela, no permitiera las próximas elecciones democráticas, los hombres sin escrúpulos que quieren gobernar han preferido ser tiranos que dictadores como mecanismo de camuflaje, que les permita dar apariencia de democracia ante el mismo pueblo y comunidad internacional y así escaparse a juicios político – jurídicos como los del dictador Augusto Pinochet en Chile.

Finalmente es importante reflexionar acerca de que los acuerdos de la Habana entre el Gobierno y FARC tengan como garante una dictadura como la que existe en Cuba y el acompañante sea Maduro el tirano que se adueñó de Venezuela.
Nota: Fuerza Venezuela ustedes derrotaran esa tiranía.