Se va el ‘Caimán’ Para el cielo, Murió Efraím Sánchez leyenda del fútbol
Suminiistrada
17 Ene 2020 06:18 AM

Se va el ‘Caimán’ Para el cielo, murió Efraín Sánchez leyenda del fútbol

Didimo Elmer
Pérez Zapata
@elmerperezza
Un futbolista verdaderamente grande en nuestro país.

93 años al momento de su fallecimiento muy cercano a cumplir sus 94 años, dejó este mundo

Uno  de los hombres y nombres queridos en el futbol Colombiano fue Efraín Sánchez Casimiro, el “Caimán “que a sus 93 años muere dejando una huella grande positiva en lo personal y deportivo.

Leer también: "Si no se cambian las luminarias del estadio, no se podrá jugar Copa Libertadores": IMDRI

De cuna Barranquillera, tuvo su relación con el Béisbol, lo práctico y muy bien, Intentó ser Cantante, curiosamente no de los aires alegres de su tierra sino admirador del Tango, pero fueron los ritmos de la costa los que marcaron finalmente su carrera y la melodía de ‘Se va el caimán para Barranquilla’, porque a su llegada al fútbol Argentino, los diarios y la prensa presentaron que de Barranquilla llegaba el Caimán a San Lorenzo de Almagro, de paso convirtiéndose en el primer Colombiano en abrir las puertas en el futbol del sur del continente.

Como jugador actuó en varios equipos de Colombia, Medellín, Cali, Santafé, Millos y Junior, obteniendo títulos.

En el plano internacional hizo parte de la selección Colombia que por primera vez asistió a un mundial de futbol en el año 62 en Chile, otro hecho histórico en nuestro fútbol.

Su paso como entrenador también fue importante, estuvo al frente del Quindío, Medellín, Millonarios, pero sería con la selección Colombia de 1975 donde nuevamente y con su participación Colombia sobresalía en Sudamérica, orientando la selección que fue sub campeona detrás de Perú, que sin ser primera si dejo una imagen de fútbol exquisito y un sabor especial que quienes han vivido estas épocas todavía degustan.

También le puede interesar: Las fugas de agua en Ibagué, el dolor de cabeza de los habitantes

En su retiro aportó al estado a través de los institutos nacionales y locales, fue consultor, asesor, amigo y un hombre abierto a la gente, retirándose del público en el último tiempo, hasta conocerse de su fallecimiento el jueves 16.

Su cuerpo será velado y enterrado en Bogotá donde residió los últimos años.

En Ibagué y el Tolima como en todo el país se le admiro, y se lamenta su partida.