Referencia niños
Referencia niños
AFP
20 Abr 2021 05:31 AM

Menor sería indemnizada por comer oblea con pedazos de vidrio en Ibagué

Félix Eduardo
Ramírez
@felix890315
Para la época la menor recibió el año 2019 internada en el Hospital San Francisco de esta ciudad.

El caso que se registró el 31 de diciembre del año 2018 en las instalaciones de un centro comercial de la ciudad, esta a portas de una posible conciliación con la familia de la menor afectada, según se pudo conocer por la redacción de Alerta Tolima y La Cariñosa Ibagué.

Cabe recordar a nuestros lectores parte del acontecido, donde una menor de siete años, en una salida con su familia horas antes de despedir el 2018 se antojó de una oblea, para lo cual su progenitora decidió comprarla en el establecimiento comercial Dulces y Obleas Willy, con tan mala suerte que al comerla la pequeña resultó con cortaduras en su boca ocasionadas por varios pedazos de vidrio que contenía la golosina, por lo que su madre preocupada y enojada puso la queja ante la administración del Centro Comercial Acqua Power Center, denunció ante la Policía Nacional y procedió a llevar a su hija al Hospital San Francisco.

Una vez en el centro asistencial la afectada tuvo que ser hospitalizada de forma inmediata, debido a que varios exámenes y radiografías evidenciaron que también presentaba trozos del material dentro de su organismo, permaneciendo allí por cinco días bajo observación médica, dañando así la celebración familiar del año nuevo.

En diálogo con este medio de comunicación, el abogado Enrique Arango dio a conocer que para el próximo viernes a las 11:30 de la mañana, ante la Procuraduría General de la Nación se realizará una diligencia dónde se encuentran citados representantes del centro comercial, de la Administración Municipal, del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos - INVIMA y del local Dulces y Obleas Willy, que para la época de los hechos era el sitio donde se preparó y se vendió el producto con pedazos de vidrio, que a la final provocaron delicadas consecuencias en el estado de salud de la víctima.

Indicó el profesional del derecho, que aunque los directos responsables de este delicado hecho son los propietarios del establecimiento comercial, situación que se evidencia en varias manifestaciones escritas de uno de ellos, donde se asegura que este tipo de hechos ya habrían ocurrido con anterioridad, también se elevó requerimiento al centro comercial, Secretaría de Salud Municipal e INVIMA, por su responsabilidad de forma indirecta en lo ocurrido.

Dentro de lo que se ha podido conocer de las evidencias recaudadas, se cuentan con el registro de visita que se realizó por parte de la Secretaría de Salud de la entonces administración de Guillermo Alfonso Jaramillo, seis meses después del hecho al establecimiento comercial, dejándose como registro que luego de las revisiones se observó que el negocio en mención no cumplía el manual de manipulación de alimentos.

Llama la atención, según el abogado Arango que aún ante estas irregularidades el funcionario representante de la cartera de salud, emitió concepto favorable para el funcionamiento del sitio, sin tener en cuenta lo ocurrido con su representada.

Aunque no se menciona un estimativo económico en cuanto a las pretensiones de los denunciantes, afirma el abogado que lo que se busca inicialmente es resarcir de forma amable los daños y perjuicios ocasionados a la menor y su entorno familiar, indicando qué de no presentarse un acuerdo entre las partes se procedería a entablar una acción administrativa ante los estrados judiciales de la capital del Tolima.

Fuente
alerta tolima