WhatsApp-Image-2018-08-29-at-4.44.58-PM.jpeg
30 Ago 2018 07:24 AM

En medio de líos jurídicos se posesiona nueva Directora de Salud Pública del Tolima

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

El nombramiento de Paula Alejandra Góngora Saavedra, no solo supone la llegada de una nueva funcionaria a la administración Barreto, indica de forma directa la salida de la presencia política del ex representante a la cámara Carlos Edward Osorio de la administración departamental.

Góngora Saavedra es psicóloga, especialista en recurso humano y desarrollo organizacional de la Universidad del Tolima, se ha desempeñado como Psicóloga de la Unidad de Salud de Ibagué USI, Directora de Salud Pública de Ortega, asesora de la Secretaría de Salud del Tolima y ha sido subgerente del Hospital San Vicente de Rovira.

Le sugerimos leer:  Irregularidades en secretaría de Salud serían responsabilidad de Luis Eduardo Gonzales

Para los conocedores del movimiento político la llegada de la nueva funcionaria a la polémica Secretaría de Salud del Tolima, pone fin a la era de Osorio, quien en su momento, como el congresista de mayor votación del departamento en las elecciones del 2014, ayudo a llegar de nuevo a la gobernación a Barreto Quiroga y que hoy luego de salir del Capitolio Nacional, perdió todo poder e influencia política en la administración departamental.

Le sugerimos leer: Barreto desestimó líos judiciales en la Secretaría de Salud

En su orden, la Dirección de Salud Pública del Tolima, ha contado con la presencia de Héctor Aguilera, Alexandra Lozano, Jorge Osorio Tabares y Diana Gaitán, siendo esta ultima la salida más sonada, debido a que se dio semanas antes de conocerse los escándalos de presunta corrupción al interior de la cartera en la cual se encontraba laborando.

Le sugerimos leer: Gerentes de IPS en el Tolima preparan encuentro con ministro de Salud

La dirección que cuenta con nueva funcionaria en propiedad, se encontraba en encargo del Director de Seguridad Social Luis Eduardo Gonzales, quien desde esta dependencia habría sido responsable del doble pago a un proveedor de medicamentos y la aparente falsificación de firmas en la ejecución de unos de los contratos de la Secretaría de Salud, hechos que aparentemente se dieron en ausencia por incapacidad medica de la secretaria Sandra Liliana Torres.