Arboles Parque Centenario
Cortolima
2 Mayo 2022 04:08 PM

Cortolima advirtió desde 2021 que árboles del Parque Centenario estaban en riesgo

Valentina
Cortés Castillo
@Valenti38400921
Ingenieros forestales de la corporación presentaron informes técnicos donde se evidenció deterioro localizado en su base

El 26 de julio de 2021 CORTOLIMA solicitó a la administración municipal realizar una acción prioritaria para liberar del concreto a los fustes (troncos) de los árboles de especie Samán (Samanea saman) de la calle 10 que estaban en riesgo por superar el área de la matera y que se estaban estrangulando, “generando muy seguramente la muerte de éstos”, indicó el oficio enviado a la Alcaldía, Ibagué limpia y a Interaseo (se anexa oficio).

Posteriormente a finales de 2021, Cotolima realizó una serie de visitas técnicas para determinar un muestreo piloto de actividades contempladas en el Plan Maestro de Silvicultura Urbana de la ciudad de Ibagué y de nuevo recomendó a la Alcaldía (responsable de tomar acciones de mantenimiento y cuidado de los árboles urbanos emplazados en espacio público) que se debía realizar la liberación de los troncos o fustes de los árboles que se habían confinado en las dos placas de concreto del andén (Parque Centenario).

 

Por qué los árboles presentaban condiciones de riesgo inminente

Desde 2021 se advirtió del posible mal estado de los árboles en la zona baja de estas placas, porque los fustes abovedados por la construcción del muro abajo del puente, sufrían disminución del intercambio de oxígeno y luz, generando las condiciones propicias para la proliferación de hongos y bacterias, que finalmente ocasionaron la pudrición de la base del fuste de los árboles.

Esta situación se confirmó cuando se elaboró un corte en la primera placa de cemento con espesor de 6 centímetros (cabe aclarar que este corte realizado en el concreto no afectó la estructura del puente). Desde allí se permitió visualizar que la placa estaba absorbida por el fuste del árbol y que bajo la placa el tronco presentaba necrosamiento y un pésimo estado fitosanitario en la mayor parte del área de la base del fuste.

Además de esto, los árboles presentaban un sistema radicular abovedado entre una estructura hueca de 3 metros de profundidad, esto no permitía un suficiente soporte y anclaje al tamaño de estos árboles (con alturas promedio de 18 metros) que se encontraban sostenidos por las parrillas. Incluso, uno de los árboles ya había cedido el muro de encerramiento y otro ya estaba inclinado hacia la vía, con riesgo de volcamiento.

El permiso de tala de los árboles en riesgo otorgada a la administración municipal fue ejecutada por los entes correspondientes para prevenir su volcamiento inminente y aún más, con la fuerte temporada de lluvias que ha provocado y empeorado varios sucesos relacionados con la ola invernal en la capital musical.

 

Es importante aclarar que es posible que casos como este, se sigan presentando en otras zonas de la ciudad en donde existen árboles en estado sobre maduro, que requieren de un monitoreo periódico por parte de la administración municipal.

Aunque la decisión técnica tomada, representa un gran impacto social, ambiental y paisajístico, prima el principio de precaución consagrado en el artículo 1, numeral 6 y 25 de la Ley 99 de 1993 donde la vida humana prevalece sobre cualquier otro interés.

Fuente
Alerta Tolima