Hincha del Nacional
Suministrada
23 Nov 2019 06:46 AM

Murió en Ibagué hincha del Nacional que la semana anterior había sido baleado por seguidores del Tolima

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
Se espera conocer los detalles de la fecha y lugar de las honras fúnebres.

Tras más de 8 días luchando por su vida, un joven hincha del Atlético Nacional falleció en las instalaciones del Hospital Federico Lleras Acosta, lugar donde se encontraba en un delicado estado de salud luego de haber recibido un disparo en la cabeza por parte de aficionados del Deportes Tolima.

Leer también: Habrá cacerolazo esta tarde en el centro de Ibagué

Los hechos tuvieron lugar exactamente en el barrio Yuldaima, lugar donde se desató el enfrentamiento, puesto que un residente de este sector, que normalmente aloja a hinchas del equipo paisa, fue víctima de un atentado cuando seguidores del equipo pijao, desde el otro lado del rio Combeima, abrieron fuego en repetidas ocasiones contra la residencia, dejando como lesionado a William Felipe Rodríguez Olivera, quien fue impactado por un proyectil a la altura de la parte derecha de su cabeza.

La herida provocada por arma de fuego dejó en un delicado estado al joven, quien fue llevado de urgencias hasta la USI del sur, lugar donde fue trasladado al hospital Federico Lleras Acosta, donde se encontraba en la Unidad de Cuidados, teniendo en cuenta que la bala rebotó en la pared y luego chocó contra su cabeza.

Leer también: A puñal mataron un hombre anoche en el sur de Ibagué

Por ahora se espera que la Fiscalía General de la nación Seccional Tolima y la Policía Metropolitana de Ibagué Pongan tras las rejas a los responsables de este homicidio.

De la misma forma, se espera conocer los detalles de la fecha y lugar de las honras fúnebres.

Como lo informaba Alerta Tolima de las Noticias Populares de La Cariñosa, en el pasado encuentro deportivo del Deportes Tolima vs Millonarios Futbol Club, a mediados de octubre pasado, un hincha del equipo bogotano fue herido con un arma blanca a la altura de su pecho, siendo capturados los agresores, a quien un juez los cobijó con la medida de prisión domiciliaria.