hay fuertes sospechas de estos individuos.
Se sospecha que venían a dar un golpe criminal
Suministrada METIB
29 Ago 2019 07:10 AM

Llegaron a Ibagué en moto y armados del sur del país

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
Se sospecha que venían a dar un golpe criminal.

En las últimas horas, uniformados de la Policía Metropolitana de Ibagué consiguieron interceptar y detener a dos sujetos que venían procedentes del Valle del Cauca a bordo de una motocicleta y portando armas de fuego, con variadas municiones, al parecer, con la intención de dar un golpe criminal en la ciudad musical de Colombia.

Leer también: Pensionado de la Policía se quitó la vida ayer en Ibagué

Los hechos ocurrieron sobre la calle 38 con avenida Ambalá del barrio El Gaitán y personal del cuadrante adscrito a la Estación centro interceptó una pareja que iba a bordo de una motocicleta, los cuales al momento de ser registrados les encontraron dos armas de fuego, más puntualmente una pistola con 23 y 11 cartuchos 7.65 y un revólver calibre 38 largo con seis cartuchos.

Los dos sujetos de 20 y 21 años de edad, según las investigaciones que adelantan las autoridades, son naturales del Valle del Cauca y de Tumaco respectivamente, e iban a bordo de una moto AKT 125 teniendo también en su poder dos teléfonos celulares, que ahora servirán al momento de realizar los análisis técnicos para definir el propósito de estos objetos en la capital musical de Colombia.

Ambos jóvenes delincuentes y sospechosos de querer perpetrar algún acto criminal fueron dejados a disposición de la seccional Tolima de la fiscalía general de la nación, por el delito de fabricación, fabricación o porte o tenencia de armas de fuego accesorios partes y municiones esperando que avanza la investigación que determine la naturaleza las intenciones de los capturados.

Leer también: Iván Marquez anunció que retoma las armas

Es importante resaltar que uno de los hechos delincuenciales de mayor relevancia vividos este año en la capital tolimense fue un acto sicarial en contra de una mujer ocurrido el 20 de marzo en el barrio Parrales, donde supuestamente los sicarios provenientes del meta fueron contratados por la jueza de la república Lilia Alberta Ospina Fuentes, para asesinar a la nueva pareja de su exmarido.