Foto ilustrativa
Foto archivo
8 Oct 2019 07:17 AM

Hermanos tolimenses fueron asesinados, al parecer, por ser unos peligrosos ladrones.

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
Se dice que fue un ajuste de cuentas, las victimas eran de Ortega.

En un aparente ajuste de cuentas fueron asesinados dos jóvenes tolimenses en zona rural de Acevedo, Huila, al parecer por estar relacionados con los más recientes casos de hurto bajo la modalidad de atraco ocurridos en los últimos días en este municipio huilense.

Leer también: Adolescente perdió la vida luego de caer a un caudaloso rio del Guamo

Según lo que se conoce hasta el momento, en medio de una vía destapada y al lado izquierdo de la carretera fueron encontrados los hermanos Samuel y Arbey Mendoza Martínez, de 24 y 23 años de edad respectivamente, los cuales tenían en su poder un arma de fuego tipo revólver de fabricación artesanal y presentaban heridas con arma de fuego a la altura de sus cabezas.

Según las autoridades judiciales, tras la inspección técnica del cadáver adelantada por el Cuerpo Técnico investigación - CTI de la Fiscalía se determinó que estas dos personas eran naturales del municipio de Ortega y gracias a labores de vecindario se pudo establecer que los hermanos se dedicaban al hurto por medio de la modalidad de intimidación.

Según los primeros reportes de la comunidad, Arbey y Samuel tenían por costumbre abordar a sus víctimas en una moto, encañonando a los transeúntes de esta zona rural y quitándole sus pertenencias.

Leer también: Aída Merlano podría estar escondida en el Tolima

Se pudo establecer, gracias a las pesquisas adelantadas por las autoridades, que la moto en la que iban estos jovenes y en la cual estaba a un lado de los cadaveres, una Yamaha FZ 150, de color negro con verde, de placas UKT 86E, había sido robada dos días atrás en la vereda Pueblo Viejo de esta misma municipalidad.

Aunque por el momento no se conoce la identidad del asesino de esta pareja de hermanos tolimenses, la principal hipótesis indicaría que fueron ultimados en un caso de justicia por propia mano, donde luego de acabar con sus vidas los dejaron abandonados en este sector.

Entretanto la Fiscalía y la Seccional de Investigación Criminal de la Policía el Huila adelanta las respectivas investigaciones para establecer los hechos en los que ocurrieron estos asesinatos y determinar si efectivamente se trató de un ajuste de cuentas.