130FleterosAntioquia.jpeg
26 Abr 2019 09:17 AM

Fleteros antioqueños se les dictó sentencia condenatoria en Ibagué

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Ante el Juzgado Sexto con Función de Conocimiento, se dio a conocer el preacuerdo establecido entre la Fiscalía y los dos implicados en un caso de fleteo cometido contra una ciudadana hace un año en el sector del barrio Jardín (comuna 8) de Ibagué.

HECHOS

El 8 de abril de 2018 los “fleteros” identificados como Pablo Andrés Hincapié Salazar y Yefry Hernández Marín, fue presentados ante un juez de garantías por haber hurtado un total de $10 millones de pesos a una mujer que transitaba en el barrio Jardín.

Le sugerimos leer:  Le echaron mano a un raponero en el 12 de octubre, se había robado 2 celulares

En entrevista con la víctima, reveló que ella retiró del Banco de Bogotá del centro comercial La Estación la millonaria suma de dinero y se subió a un vehículo rumbo a su destino, sin embargo, los asaltantes provenientes de Bello y de Medellín en Antioquia, la interceptaron en el sector de la Plaza del Jardín, los cuales se movilizaban en una motocicleta y estaban armados.

Al abordar a la mujer, la intimidaron y se le llevaron el bolso que contenía los $10 millones, emprendiendo la huida, afortunadamente fueron sorprendidos por integrantes la Policía, quienes observaron el hecho e iniciaron la persecución. El parrillero delincuente sacó su arma de fuego y comenzó a “dar bala”, por lo que hubo cruce de disparos, siendo capturados en el barrio Santa Ana.

Le sugerimos leer:  Por cuarta vez detuvieron a Alias la Bruja, una micro traficante que opera en Chaparral

PREACUERDO

Después de meses de investigación, Hincapié y Hernández tomaron la decisión de aceptar su responsabilidad con la Fiscalía por los delitos de hurto calificado y agravado y tráfico, fabricación o porte de armas de fuego. En el cual, el Juzgado Sexto con Función de Conocimiento indicó que, la sentencia será de carácter condenatorio donde cumplirán una pena de 48 meses correspondiente a 4 años para ambos, además, se les benefició con prisión domiciliaria en Antioquia, ya que, se estableció su arraigo en la comunidad.