Ana María Castro Romero
Ana María Castro Romero
Foto Facebook
25 Ene 2021 08:30 PM

Fiscalía sigue tras las pista del segundo implicado en el feminicidio de Ana María Castro

Mauricio
Collazos
@CollazosMao
Un juez está pendiente de definir el envío a prisión del primer capturado.

Agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación,  incrementaron los operativos con el objetivo de hacer efectiva una segunda orden de captura contra otro presunto implicado en el feminicidio de la joven Ana María Castro, de 21 años, en hechos ocurridos en Bogotá a principios del 2020. 

Por este caso, ya hay un primer capturado,  quien no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía General de la Nación durante audiencia pública llevada a cabo en su contra en los juzgados de Paloquemao.

El segundo involucrado en este grave caso sería un hombre identificado como Paul Naranjo, de 29 años de edad, quien estuvo en la fiesta con la joven la noche de su muerte.

 

Un fiscal de la Unidad de Vida de la Dirección Seccional de Bogotá, estableció cómo en la madrugada del día del suceso Ana María Castro de 21 años, salió de un establecimiento comercial en el norte de la capital del país a la altura de la calle 116 con avenida 19 en compañía del primer capturado y dos hombres más.

“Al parecer, las cuatro personas habrían consumido bebidas alcohólicas. Luego de salir del lugar abordaron un vehículo, con destino a un apartamento en el barrio Pontevedra, localidad de Suba, para supuestamente continuar la celebración”, indicó el Fiscal del caso.

Según la reconstrucción de los hechos, la víctima iba en la parte trasera del automotor con uno de los hombres, al cual bajaron del vehículo, mientras que los otros dos hombres continuaron la ruta con la joven. 

Las labores de la Policía judicial, lograron demostrar que Ana María habría sido golpeada en el rostro y lanzada fuera del automóvil en la Calle 80 con carrera 69.

Según el dictamen de Medicina Legal, la joven quien fue trasladada al Hospital de Engativá, en el noroccidente de Bogotá, murió luego en el Hospital Simón Bolívar a raíz de un trauma craneoencefálico producto de los golpes recibidos al caer del vehículo.

La víctima fue registrada en los centros asistenciales como desconocida, debido a la falta de documentos de identificación; tiempo después fue su madre la encargada de reconocerla.

Fuente
Sistema Integrado de Información