Guardianes del Inpec frustraron intento de fuga de un recluso
El interno quiso volarse del hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué
Alerta Tolima
3 Abr 2021 10:54 AM

Guardianes del Inpec frustraron intento de fuga de un recluso en Ibagué

Yeison Andrés
López Castañeda
@YeisonL93647730
El interno quiso volarse del hospital Federico Lleras Acosta del barrio La Francia.

Un curioso hecho sucedió ayer después de las 3:00 de la tarde en las instalaciones del primer centro asistencial del departamento del Tolima, hablamos del hospital Federico Lleras Acosta, del barrio La Francia, comuna 10 de Ibagué, donde un recluso se liberó de la camilla donde estaba siendo atendido, para después salir corriendo con el ánimo de evadir a las autoridades que lo custodiaban.

Información suministrada a las noticias de Alerta Tolima, La Cariñosa 1.420 AM da cuenta que el joven había sido trasladado desde el centro carcelario y penitenciario COIBA de Picaleña hacia el hospital para recibir valoración médica por algunas afecciones en su estado de salud, situación que aprovechó, guardándose un elemento metálico para abrir las esposas que lo sujetaban de la camilla, logrando soltarse, quedando libre para intentar su escapada del lugar.

 

Guardianes del Inpec frustraron intento de fuga de un recluso en Ibagué

El interno luego de liberarse, sin pensarlo dos veces emprendió su carrera, sin pensar que a los pocos metros sería interceptado por personal de guardias del Inpec que estaban atentos para reaccionar a cualquier situación que se presentara. Efectivamente uno de los dragoneantes corrió tras él y lo derribó, para luego recibir apoyo de uno de sus compañeros que lo redujeron y lo esposaron de nuevo.

En el video se puede observar que el interno luego de ser controlado le pide a los guardianes Pérez y Díaz que lo dejaran respirar, pero al parecer la maniobra era necesaria para poder controlarlo y así lograr ponerle las esposas y evitar otra artimaña.

Al ver el caso una de las profesionales de la salud indicó que le inyectaran un medicamento para calmar la ansiedad del recluso y lograr trasladarlo de nuevo a la camilla donde estaba siendo atendido.

Ante el reclamo, al parecer de otro paciente por el procedimiento, los funcionarios le señalaron que no opinara, que no estaban tratando con niños, que era mejor que guardara silencio.

Por último, lo revisaron para detectar el elemento con el que logró liberarse, elemento que hubiera podido ser utilizado para hacerle daño a cualquier persona que se atravesara en su camino.

Fuente
Alerta Tolima