Arturo Pedraza, realizador de cine, video y televisión, fotógrafo, periodista y documentalista
Arturo Pedraza, realizador de cine, video y televisión, fotógrafo, periodista y documentalista
Tatty U
5 Ago 2022 10:08 PM

Robinson Crusoe y su relación con Colombia

Tatty
Umaña G.
@Tattyumana
Un libro de más de 300 años que terminó contando una historia ocurrida en el más inhóspito lugar de Colombia

Al leer el sugestivo título en una publicación en Facebook de uno de los mejores realizadores de cine, video y televisión, fotógrafo, periodista y documentalista colombiano, Arturo Pedraza, imposible no hablar con él al respecto y de allí sale esta entrevista, para Alerta Tolima.

Tatty Umaña: ¿Muchos hemos leído Robinson Crusoe, pero jamás lo había relacionado con Colombia, como llegas a ese punto?

Arturo Pedraza: Tu sabes que ese libro se publicó, su primea edición, en 1719, la historia original de Daniel Defoe está inspirada en un acontecimiento acaecido en nuestra amada Colombia.

T.U.: O sea, ¿Las peripecias vividas por Robinson, luego que su barco naufragara en medio de una tormenta, pasó en nuestras costas? ¿Cómo es eso?.
A.P.: En el año 1526, Pedro Serrano, capitán de un barco tipo patache, navegaba desde el puerto de La Habana a Cartagena de Indias, siendo sorprendido en altamar por un huracán, un evento natural difícil de prever en una época en que no existía la tecnología para hacerlo.  En medio de la fuerte tormenta, el barco que capitaneaba el capitán Serrano se fue a pique junto con toda la tripulación, salvo por el protagonista de esta historia, que decidió nadar hacia  el oeste, guiándose por el sol saliente, arribando a una pequeña isla, o mejor un islote en medio de la nada.  Si embargo al día siguiente, cuando ya Serrano creía que era el único sobreviviente a la tragedia, arribaron tres marineros más, que aferrándose a algunos tablones lograron seguir las brazadas de su jefe. 
 
T.U.: Pero ¿ Cuántos años soportaron en ese islote? 
A.P.: En el año 1534, luego de ocho años de penurias, un galeón español que había zarpado desde Cartagena, rumbo a La Habana, decidió desviar su ruta para averiguar la razón por la cual en el islote se veía una frágil columna de humo, llevándose su tripulación la sorpresa más grande al hallar con vida a los dos maltrechos pero felices náufragos.  Ya rumbo a España, contaron su odisea  a los marineros del barco salvador, no obstante, por las condiciones de vida a las que fueron sometidos durante tantos años, el compañero de Serrano murió antes de volver a ver las costas de su país natal.

T.U.: ¿Me está diciendo que el lugar más inhóspito de Colombia fue la locación de esta historia?
A.P.: Si Tatty, el lugar donde ocurrieron los hechos, es el Cayo Serrana, llamado así en honor a Pedro Serrano.  Hoy en día continúa siendo un lugar desolado, que ha tenido muy pocos cambios en los siglos siguientes, salvo dos pequeños albergues que dan cabida a un puñado de infantes de marina que hacen patria cuidando nuestras fronteras marítimas, muchas veces asediadas y codiciadas por Nicaragua, país que no ha ocultado sus intenciones de apropiarse de esta pequeña parte de la Colombia insular.

T.U.: Y entonces ¿Cómo llega a oídos de Defoe la historia de Serrano?
A.P.: Pues el héroe de esta historia, el capitán Serrano. se convirtió en un hombre rico, que pasó el resto de sus días, contando su historia en las cortes europeas, además dando charlas de autosuperación, cuando al concepto como tal le faltaban siglos para inventarse y en una de esas repeticiones del cuento fue escuchado por semejante genio, aquel sin pensarlo tomó su pluma y lo plasmó.

Fuente
Alerta Tolima