Se está investigando quien las arrojó en el lugar
Policía Metropolitana de Cartagena
13 Ene 2021 05:33 PM

Pánico generaron más de 10 cabezas de chivos muertos encontradas en un barrio de Cartagena

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
El hallazgo lo hizo la comunidad debido al fuerte olor por el estado de descomposición.

Revuelo causó entre los habitantes del barrio Nelson Mandela el hallazgo de unas 10 cabezas que al parecer eran de perros en la trocha conocida como Las Vegas, una vía de acceso destapada muy cerca de la Variante Mamonal.

El inusual suceso ocurrió ayer por la mañana cuando los residentes de la zona en vista del fuerte olor que provenía del lugar, empezaron a buscar su origen, encontrándose con la escalofriante escena.

Al parecer las cabezas estaban en un saco, pero debido a su descomposición y a otras posibles condiciones quedaron regadas por el lugar, lo que aumentó aún más el fétido olor. 

 

 

Ocurrió en el barrio Nelson Mandela sector Las Vegas
Policía Metropolitana

Las autoridades al conocer el hecho informaron que trabajan para dar con los responsables de este hecho, el cual ha sido rechazado por toda la comunidad.

Las cabezas encontradas no son de perros si no de chivos

Policías del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Metropolitana de Cartagena, verificaron en el barrio Nelson Mandela una supuesta denuncia de maltrato animal.

En el lugar, ubicado en el sector conocido como la Trocha de Henequén,  policías hallaron varios cráneos que al parecer son de chivos, y no serían de caninos, como fue difundido erróneamente por algunas redes sociales.

 

Las características morfológicas de los maxilares, el cráneo y la piel, fueron suficientes para que las autoridades ambientales llegaran a la conclusión de que los restos de animales hallados en dicho lugar son de chivos, y por una mala disposición de residuos, fueron abandonados en esta zona utilizada como botadero satélite por algunos habitantes.

Se adelantan labores de vecindario, recopilando información para determinar la precedencia de estos restos, e intervenir establecimientos o viviendas dedicadas al sacrificio clandestino de estos animales para consumo humano, sin los protocolos de salubridad, violando el Código de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Ley 1801 de 2016, lo que implica un riesgo para la salud pública: Art. 110. Núm. 16. "Sacrificar animales para el consumo humano, en sitios no permitidos por la legislación sanitaria correspondiente".

La Policía Metropolitana, los cuadrantes de la zona y el Grupo de Protección Ambiental y Ecológica, junto a las autoridades ambientales, continuarán una vigilancia permanente, atendiendo las denuncias de la comunidad frente a hechos de maltrato animal, o que pongan en riesgo la fauna y la flora silvestre.

Fuente
Alerta Caribe