Sin-título3.png
Tomado de Google
21 Ene 2019 07:55 PM

Por negligencias médicas dejaron morir a una bebe en el vientre de su madre en la clínica Tolima

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Una pareja de esposos, residentes en el barrio Ancón, denunciaron ante los micrófonos de esta redacción un terrible caso de negligencia médica en la Clínica Tolima donde, según narró el hombre, por malos procedimientos e irresponsabilidad del cuerpo médico, su mujer, de 36 años, perdió a una bebe de 9 meses en su propio vientre.

Los hechos ocurrieron de la siguiente manera, José Manuel Quiróz es un vigilante de profesión, el cual se encuentra casado con su esposa y tienen un niño de 10 años. Hace algunos meses les dieron la feliz noticia de que iban a ser padres nuevamente, algunas semanas más tarde conocieron que aproximadamente a mediados de enero iba a llegar a sus vidas una pequeña bebé.

Le sugerimos leer: Cogieron en Anzoátegui a un hombre por llevar en su poder una escopeta hechiza

Esta familia, ilusionada con su nueva integrante, se ocupó durante todos los meses de gestación en hacer los preparativos para el nacimiento de su hija. Los padres habían comprado toda la ropa, tenían listo todo para que la niña estuviera cómoda, segura y se sintiera amada.

La mamá con mucha responsabilidad asistió de manera periódica a los controles prenatales y ecografías convencionales y en 3D donde se daba constancia que la bebe estuvo siempre en perfectas condiciones. Esta mujer padece de una condición denominada Polihidramnios, que consiste en el exceso de líquido amniótico alrededor del feto antes de que nazca, la mujer de 36 años ya había pasado por lo mismo con su primer embarazo, pero al menor que ahora tiene 10 años debieron sacarlo del vientre antes de tiempo por esta complicación, dado que un parto natural iba a ser altamente riesgoso para ambos.

Le sugerimos leer: 10 millones de pesos le quitaron a un hombre en pleno centro de Ibagué

De esta forma el primero de enero de 2019, la mujer empezó a experimentar dolores de parto y contracciones, motivo por el cual su esposo la llevo a las instalaciones de la clínica Tolima para que la atendieran.

Pero lo que allí hicieron, según cuenta José Quiróz, fue frenarle las contracciones, esto por recomendación de una médico que trato a la madre gestante, y quien dijo que aún no era el momento para que llegara el bebé, pese a que la mujer se encontraba sobre los 8 meses y dos semanas de embarazo.

Le sugerimos leer: Policía le incautó 12 arrobas de Carne de cerdo a una mujer en Ataco

Así que para demorarle el parto le suministraron varios medicamentos, por orden de dicha profesional de la salud. El padre de la bebe fallecida intuye que esta acción obedeció a que desde el hospital querían quedarse con el copago y por eso no la remitieron a otro centro asistencial donde se le pudiera hacer una cesárea, procedimiento que en momento no se podía realizar en la Clínica Tolima.

Aparte de esto el hombre señala que lo indicado debería haber sido que en el mismo momento le hubiesen practicado este procedimiento médico, dado que su esposa es estrecha de caderas y la bebé que venía en camino era algo más grande de lo normal, midiendo cerca de 47 centímetros.

Le sugerimos leer: Capturado en Purificación persona que extorsionaba a Comerciante.

Total que la mujer estuvo internada en esta clínica hasta el 6 de enero, cuando la dieron de alta, sin que le realizaran la cesárea, sino que en su lugar le recetaron 90 pastillas para que ingiriera 3 cada día.

El viernes a las 3 de la tarde la mujer y su esposo volvieron a la Clínica Tolima donde al momento del chequeo le informaron que su bebé estaba agonizando. Fue ahí cuando empezaron a hacerle los análisis y por medio de varios instrumentos se indicó que la criatura que estaba al interior del vientre de su madre ya había muerto.

Le sugerimos leer: Soldados ubicaron y destruyeron un explosivo en vías terciarias de Planadas

Lo peor del asunto es que después de decirle está fatal noticia a la mujer la dejan esperando en una camilla por cerca de 9 horas, dado que los médicos afirmaban que había casos más urgentes.

Sumado a esto su esposo indica que lo vivido por esta mujer en esas horas fue una total tortura psicológica, estando allí mirando como las demás mujeres entraban y salían con sus bebes recién nacidos y como estos lloraban dándole el saludo a la vida, mientras ella estaba ahí, olvidada en un rincón con la triste noticia de que su hijita yacía muerta en su propio vientre.

Le sugerimos leer: Paquete Chileno: Casi le roban 40 millones a una mujer en Chaparral

Solo hasta la media noche la atendieron, y en medio de la sala de cirugías le dijeron que ya no le iban a hacer una cesárea, sino que por el contrario tenía que tener a su hija fallecida por medio de un parto normal, y esta vez por medio de medicamentos le indujeron al parto, siendo que por su condición física no podía dar a luz de forma normal, pero aun así la obligaron, causándole un gran trauma físico a esta mujer, la cual hoy en día se encuentra en delicado estado de salud producto del esfuerzo físico al que tuvo que ser sometida.

Después de toda esta serie de irresponsabilidades de las cual fueron víctimas, el hombre asegura que llevara este caso hasta las últimas consecuencias, con el fin de que a ninguna familia le vuelva a pasar este tipo de tragedias.

Le sugerimos leer: En una casa abandonada de Herrera había una caleta de armas

Este fue el desgarrador testimonio de José Manuel Quiróz al respecto de esta grave denuncia la cual quiso poner al conocimiento de los medios y la comunidad ibaguereña:

*****