74WilliamRosas.jpg
William Rosas
13 Oct 2018 08:38 AM

Juez aceptó preclusión a sindicato investigado por injuria a exgerente Banco Popular

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

En el año 2013 se dio a conocer de una supuesta compra de 825 hectáreas en el corregimiento de Toche por un valor de más de 1880 millones de pesos. De esta manera, se dio a conocer que, al parecer el ex gerente del Banco Popular Héctor Marín, había tenido algunas irregularidades referentes al negocio del mencionado predio.

De modo que, el sindicato conformado por, Sandra Constanza Morales, María Yolanda Giraldo, Carlos Mogollón, Fernando Zambrano, Nicolás Llano Botero, Henry Alvarado Ortegón, Ismael Londoño Rincón, Luis Eduardo Arroyo Sanabria, Fabián Hernando Gómez Castro y el actual Presidente del Concejo William Rosas Jurado, fueron parte de la unión sindical y fueron señalados al parecer por publicar la información, las cuales expresaron injurias y calumnias en contra de Marín.

Le sugerimos leer: Sujeto cargado con cápsulas de cocaína cayó en el barrio El Bosque

Posteriormente, los hechos que relacionaban a José Héctor Marín ex gerente del Banco Popular, en su momento no se logró confirmar, por lo tanto, interpuso una querella por injuria y calumnia ante la Fiscalía a cada uno de los integrantes del sindicato.

Le sugerimos leer:  Se conoció identidad del ladrón capturado en el centro de Ibagué

No obstante, en la audiencia realizada ante el Juzgado Tercero Penal Municipal, la juez decidió aceptar la preclusión que había solicitado la Fiscalía el pasado mes de septiembre, ya que conforme a las investigaciones consideró que no existió algún delito en contra Marín.

Le sugerimos leer:  Medida carcelaria a hermanos homicidas del barrio Ecoparaíso en Ibagué

Conforme a la decisión, ninguno de los integrantes del mencionado sindicato entre ellos al concejal William Rosas no se le perseguirá penalmente, ya que, no habría incurrido en ningún delito. Sin embargo, el abogado representante de Héctor Marín apelará la decisión y por ende, se dará a conocer la decisión del fallo en segunda instancia.