PSX_20190121_151041.jpg
21 Ene 2019 07:32 PM

Joven desplazado denunció haber sido brutalmente torturado en la Armada Nacional

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Con la voz quebrada y temblor en sus manos se acercó a esta redacción un joven afrocolombiano de 20 años de edad el cual presento ante los micrófonos de este medio una denuncia donde afirma ser víctima de un terrible caso de exceso de autoridad, violencia y atropellos de los cuales fue víctima en el municipio de  Pizarro – Choco por parte de sus superiores en la Armada Nacional donde estaba pagando su servicio militar.

El joven, identificado como Cristian Arley Mendoza Asprilla, es una persona desplazada la cual lleva, junto a su familia, viviendo desde hace 3 años en el Barrio Alaska de la Ciudad de Ibagué. Aproximadamente hace 8 meses se enlistó por reclutamiento en la Armada.

Le sugerimos leer: 10 millones de pesos le quitaron a un hombre en pleno centro de Ibagué

Cristian Mendoza era miembro de la guarnición militar BIM 22 Pizarro, departamento del Choco, cuando estando en área de operaciones, el 17 de noviembre de 2017 se empezó a sentir mal porque había contraído la Malaria.

Al momento de enfermarse fue retirado del área y regreso al batallón donde le empezaron a tratar con diversos medicamentos. Pero dada su condición le dio un fuerte episodio de Diarrea.


Así quedaron las muñecas del denunciante

Le sugerimos leer: Policía le incautó 12 arrobas de Carne de cerdo a una mujer en Ataco

En este punto fue donde el joven denunció que iniciaron los maltratos y abusos desde le día 19 de noviembre, donde estuvo un día encerrado, casi como si estuviera en un calabozo. Además le golpeaban con una tabla porque según su superior, Un Sargento que responde al Apellido Reyes, Cristian Mendoza se “estaba haciendo el loco” y su diarrea incontrolable era fingida.

Aparte de estas torturas el joven señala que fue amarrado a una estatua toda la noche mientras del cielo caía una incansable y fría lluvia, Cristian también afirma que fue víctima de constantes golpizas con objetos contundentes de madera y también puñetazos en su rostro.

Le sugerimos leer: Capturado en Purificación persona que extorsionaba a Comerciante.

Cristian afirma que en repetidas ocasiones les imploro a sus atacantes que dejaran de golpearlo y que le ayudaran, pero en ningún momento sus suplicas fueron atendidas, incluso afirma que le robaron su teléfono celular y el dinero que poseía, un monto aproximado de 600 mil pesos.

Producto de los constantes golpes el joven perdió el conocimiento, despertando en un centro asistencial de la ciudad de Cali, donde gracias a un amigo pudo a escondidas contactarse con su señor padre, hasta hace solo 2 semanas, y quien viajo inmediatamente a la capital Vallecaucana.

Le sugerimos leer: Soldados ubicaron y destruyeron un explosivo en vías terciarias de Planadas

Melqui Mendoza, El progenitor de Cristian también hablo ante los micrófonos del noticiero del medio día, el cual contó que encontró bastante desfavorecido, flaco y con las múltiples heridas y marcas en su cuerpo.

Así fue el conmovedor relato del joven Cristian Mendoza y su padre, quienes contaron con detalle el maltrato del cual fue victima por parte de sus superiores en la Armada Nacional:

Le sugerimos leer: Paquete Chileno: Casi le roban 40 millones a una mujer en Chaparral

Según lo que el señor Melqui pudo averiguar con el personal médico, un enfermero de la Armada Nacional fue quien arribo con Cristian, el cual venia sedado y lo entregaron allí, sin que ninguna persona del batallón se comunicara con ellos.


Marcas en la parte baja de su espalda luego de recibir las golpizas que denuncia,

El señor Mendoza afirma que no dudo un segundo y se dirigió de inmediato a la Fiscalía para así poner la Denuncia.

Le sugerimos leer: En una casa abandonada de Herrera había una caleta de armas

Rubén Darío Correa, Director de esta redacción, se comprometió a poner este caso en conocimiento del Ministro de la Defensa, el señor Guillermo Botero, para que de esta forma se pueda dar una respuesta y solución efectiva, clara y concisa sobre estos hechos que denuncia este joven, el cual junto a su padre, lo único que desean ahora es protección y seguridad, dado que ambos se encuentran muy temerosos sobre posibles represarías que la fuerza pública pueda tomar en su contra.