Sin-título-30.png
Fotos suministradas
6 Mar 2019 06:59 AM

Empleada denunció haber sido víctima de agresiones verbales y físicas por parte de encargados de Disparmotos

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Una gravísima denuncia fue puesta en conocimiento en las ultimas horas por parte de una mujer identificada como Mariela Pascuas, trabajadora de la Empresa de Motocicletas y partes para ellas ubicada en la Carrera 5ta con Calle 24 donde, según ella, fue agredida de forma brutal por sus jefes, el señor Henry Otálora y la señora Rosa Murillo, gerentes y encargados de la Empresa Disparmotos.

La mujer empezó a trabajar el primero de febrero como coordinadora de terceros proveedores, encargada de todo lo relacionado con la entrada y salida de los pedidos de la empresa. Según cuenta Mariela, después de 15 días de estar vinculada a este trabajo empezó a tener algunas diferencias con la señora Rosa Murillo, sobre todo por la forma brusca en la que ella su superiora le hablaba y otros malos tratos.

Le sugerimos leer: Capturado en Cajamarca sujeto por golpear a su esposa

Aparte de eso la señora Rosa Murillo, según cuenta la denunciante constantemente se refería a sus empleados con palabras vulgares y palabras humillantes, cosa que a Mariela le molestaba, pero intentaba no prestarle atención y dedicarse a su trabajo, pero día tras día el maltrato iba aumentando hasta el punto en el que para ella se hizo insostenible.

Por esta razón la señora Mariela decidió grabar a escondidas a sus jefes, para así dar fe de las agresiones verbales que estos sufrían. Al día siguiente, la empleada denunciante recibió una mercancía la cual venia en mal estado, y al poner en conocimiento dicho evento volvió a ser víctima de una seguidilla de regaños e insultos.

Le sugerimos leer: Disparado el tráfico de Marihuana y Basuco en Rioblanco, ejercito incautó drogas de todo tipo

Fue entonces cuando el pasado viernes, mientras estaba realizando sus labores, la señora Rosa llego y empezó a agredir verbalmente a Mariela a otro empleado, cosa que colmo la paciencia de la empleada y, saliéndola a buscar le increpo a su jefe por estos constantes abusos a su persona, pero en lugar de responderle y hablarle de buena manera la señora Rosa no le dejó expresarse, propinándole un empujón.

Al ver que con la señora Rosa no se podía sostener una conversación Mariela decidió hablar con el Señor Henry, cosa que hizo enfurecer a la señora Rosa, quien se abalanzó contra ella, siendo detenida en varáis ocasiones por su esposa.

Le sugerimos leer: Mujer habría ingerido veneno para cortar con su existencia en el barrio América de Ibagué

Fue en ese momento en el cual su teléfono celular timbro, y el señor Henry se dio cuenta que su empleada estaba grabando la conversación, por lo cual el hombre y su esposa se abalanzaron contra ella tomándola del cuello para quitarle el teléfono móvil.

Mariela denuncia que sus jefes la redujeron, tapándole la boca para que no gritara, y luego de quitarle el celular se lo tiraron al suelo para dañarlo y que así se perdiera lo que pudiera estar grabado.

Le sugerimos leer: Hombre de 61 años se suicidó en zona rural de Carmen de Apicalá

Al intentar recuperar su celular, las agresiones por parte de la pareja de comerciantes continuaron hacia su empleada, diciendo ella que la tomaron muy fuerte del cuello y la señora Rosa le clavó las uñas en el rostro y brazo.

Afortunadamente dos compañeros de trabajo la auxiliaron ayudándole a salir de esta escena en la cual estaba siendo agredida físicamente.

Le sugerimos leer: Sin vida fue encontrado el cuerpo del Agricultor desaparecido en Natagaima

Después de sucedidos estos hechos, la señora Mariela inicio acciones legales en contra de sus jefes, suministrando a las autoridades judiciales las fotografías, grabaciones y chats que dan fe de los hechos acontecidos.

Por su parte, el señor Henry Otálora entregó a este medio de comunicación el siguiente comunicado, quedando pendiente de acercarse a la redacción de este medio para así dar su versión extendida de los hechos:

“Buenas noches, escribo muy lentamente y después de media hora de estar escribiéndose me descargó mi teléfono perdiendo ese esfuerzo de digitación lenta. Lo que le manifestó a usted la sra Mariela Pascuas no es cierto, a ella en ningún momento se le golpeó. Lo que sucedió es que ella estaba vociferando que mi sra esposa, le había dicho tales o cuales palabras, como poniendo sus términos y palabras en boca de mi sra esposa, en ese momento me di cuenta de que estaba grabando todo eso en su teléfono, para usarlo, posiblemente, más tarde en nuestra contra.

Hecho este que me ofuscó, por que una persona a la que  se le brinda un empleo formal, no debería estar obrando de forma tan oscura, como buscando fines más allá de lo estrictamente laboral, esta sra en menos de 30 días que estuvo trabajando en nuestra empresa cometió más de 30 errores y fallas, desde llegar tarde a su trabajo, como no cumplir todas las labores encomendadas, no valieron las llamadas de atención verbales que yo le manifestaba con frecuencia.

Justamente el día de los hechos, mi sra le llamó la atención por no haber cumplido una orden impartida el día anterior, todas estas consideraciones me impulsaron a quererle quitar su teléfono y vino un forcejeo en el que mi sra resultó afectada, reconozco, fue un error mío el haber actuado de esa manera, pero en ningún momento existió intención de agredirla como usted me manifiesta que ella dijo, estoy a su disposición.

Somos una empresa con 43 años de existencia, pero a punto de tirar la toalla, muy difícil y dispendioso generar empleo el día de hoy mucha dificultad conseguir personas responsables que cumplan a cabalidad con las labores confiadas.

atte Henry Otálora C.”

Le sugerimos leer: Motociclista llevaba escondidos en el Sillín de su rodante 2 revólveres con 10 cartuchos

Estas fueron las declaraciones entregadas por la señora Mariela Pascuas, donde denuncia haber sido victima de estas agresiones:

*****