Escuela de cadetes e la Policía Nacional
Foto Noticias RCN
18 Ene 2020 11:31 AM

Al país no se le ha dicho toda la verdad sobre atentado a la escuela de cadetes, afirma abogado de las víctimas  

Osvaldo Alfonso
Parra Ponce
@parraponce1020
La historia oculta tiene que ver con la responsabilidad del Estado Colombiano

Uno de los abogados de las familias víctimas del carro bomba en la Escuela de la Policía, asegura que al país no se le ha contado toda la verdad sobre este hecho terrorista, e insiste en la clara responsabilidad del Estado Colombiano en el caso.

Así lo dijo Benjamín Herrera, abogado especializado en Derecho Administrativo, quien representa a 6 de las 22 familias de los cadetes fallecidos, quien reiteró tajantemente que el Estado Colombiano también es responsable de esta tragedia por omisión y violación de los derechos humanos.

Aunque los procesos penales van contra la cúpula de la guerrilla del ELN y en otros actores que también tuvieron que ver en el atentado terrorista hace un año en Escuela General Santander de la Policía Nacional, la justicia colombiana también debe encargarse de establecer la responsabilidad institucional, que hasta el momento ha pasado de agache, en un hecho lamentable donde al país no se le ha dicho toda la verdad, insiste el abogado.

 Noticia de Interés: Colombia aún llora la muerte de 22 cadetes de la Escuela General Santander

“Lo más importante es establecer la responsabilidad institucional, que es la que nos interesa. Que haya sido el ELn, muy importante, porque sabemos que fue un atentado terrorista por omisión en la prestación de un servicio, y eso compromete nacional e internacionalmente la responsabilidad de Colombia”, indicó el abogado Herrera.

En este sentido también indicó que “ahora lo que nos interesa es la otra responsabilidad que está tapada, que en un año nadie se ha atrevido a hablar de ella, de un hecho dónde por fallas por omisión se violaron derechos humanos y el derecho internacional humanitario, por no desplegar el Estado colombiano medidas efectivas de protección, porque no podemos olvidar que los policías son ciudadanos colombianos y sus vidas no est´pan rifa”. 

Noticia de Interés: Así recordó Ibagué a sus cadetes caídos en el atentado a la Escuela General Santander

De acuerdo con Herrera esta violación flagrante a los derechos de las víctimas quedó en evidencia con la omisión de las medidas de seguridad en la escuela de Cadetes, instalación policial por donde el carro bomba se paseó como “Pedro por su casa”, cuya verdad sigue guardada a la opinión pública.

El carro entró a sus anchas, las barricadas no estaban funcionando, el capitán reportó a las garitas, pero el carro caminó por la Escuela General Santander, y por ser una instalación de estas características, cualquier persona entendería que las medidas de seguridad son extremas y deberían estar también en los alrededores, donde tampoco había cámaras, ni seguridad en el exterior, ni ningún otro dispositivo para cualquier eventualidad”, agregó.

El abogado de 6 de las 22 familias de los cadetes fallecidos reiteró que faltan muchas verdades por decirle al país, ya que hasta ahora las autoridades y el gobierno sólo hablan de la responsabilidad de la guerrilla del Eln en el atentado, insistiendo que a esta historia le falta la mitad de la verdad.