Inicio COLUMNISTAS Carlos Andrés Pérez Un consejo y una convención para la paz de Colombia
Un consejo y una convención para la paz de Colombia

-

Un consejo y una convención para la paz de Colombia

0

En estos días sucedieron dos acontecimientos muy importantes para el proceso de paz que firmó el gobierno de Juan Manuel Santos con el grupo guerrillero de las FARC. Dos eventos que merecieron igual atención por parte de la prensa y los diferentes sectores políticos del país, pues el trasfondo de estos actos fue nada más ni nada menos que el acuerdo firmado por las dos partes antes mencionadas. Pero mientras para un sector de la sociedad este pacto ha sido el mayor acto de traición a la patria, para otros es un logro que se debe defender a toda costa.

Leer También: Propaganda Plural

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, órgano que se compone de 15 miembros de las cerca de 200 naciones que se agrupan en el máximo órgano internacional, visitaron nuestro país para llevar a cabo una inspección al proceso de paz. Dentro de estos 15 miembros del Consejo existe un círculo más pequeño de 5 miembros llamado “los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.” Ahora, para los que conocen de relaciones internacionales y de cómo opera el mundo, sabrán que toda la estructura de este, desde lo económico hasta lo militar, está basado en las políticas y perspectivas de análisis de estos cinco miembros que cuentan con voto y veto dentro de este recinto, dándole injerencia directa sobre todas las decisiones.

No fue fácil llegar a tener una silla permanente dentro de este selecto grupo de naciones: los vencedores de la Segunda Guerra Mundial; los primeros cinco países y únicos reconocidos en poseer armas de destrucción masiva. Si señores, los cinco miembros permanentes del consejo son: el país más poderoso: EE: UU; la heredera del último gran imperio, la Unión Soviética: Rusia; los dos países Europeos más influyentes: Inglaterra y Francia, y la siempre poderosa China.

Leer También: Que dolor, que rabia!!!

Todos los grandes conflictos y acontecimientos del mundo actual han pasado por las manos de estos cinco países. Todo lo que se ha dejado de hacer en política internacional tiene que ver con algunos o todos estos naciones. Por eso, es muy importante resaltar que la visita a Colombia del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas es un espaldarazo al proceso de paz en nuestro país y uno que no se obtiene tan fácilmente, demostrando que el mundo entero respalda esta iniciativa del pueblo colombiano y diciendo que ya no hay marcha atrás.

La Convención del Centro Democrático en Bogotá también fue un evento de mucha importancia en esta semana que paso. Se reunió el ex presidente Álvaro Uribe para formalizar la nueva directiva de su partido, trazar unas líneas u objetivos para que su partido pueda obtener gran número de curules en las próximas elecciones al congreso y definir sus candidatos presidenciales para los comicios del 2018. Un evento muy significativo para la política colombiana, sobre todo si analizamos que los cuestionamientos de este partido al gobierno actual y el proceso de paz hacen que muchos colombianos vean en este grupo la mejor opción de poder componer el rumbo del país. Lo que llamo mucho la atención fueron los discursos de algunos de los precandidatos presidenciales que van desde sentimientos de preocupación hasta carcajadas incontrolables gracias a los interesantes apuntes de los precandidatos de este partido.

Leer También: Diplomacia y… encuentros casuales!!!

Sin embargo, lo que más interesante fueron las palabras de dos personas que le apuntan a destruir el proceso de paz y volverlo trizas. Están fueron las palabras del ex procurador Ordoñez y del ex ministro Londoño, dos personas del Centro Democrático que se declararon de derecha en la política Colombiana durante el evento y que llegando al poder volarían al carajo el poder del Consejo de Seguridad y a los 5 miembros permanentes de las Naciones Unidas, demostrando que en Colombia no son tan poderosos.

Un consejo para respaldar un proceso de paz y una convención para volverlo trizas.

Le puede interesar: