WhatsApp-Image-2018-10-23-at-6.35.56-AM.jpeg
Imagen: Rcn televisión
23 Oct 2018 07:37 AM

Ibaguereño regresa a su hogar luego de 28 años de indigencia

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

La historia de Pedro Luis Fajardo, una persona que víctima de la adicción a las drogas, desde hace 28 años vivía en la indigencia, resume la realidad de muchos de los que hoy han caído en este flagelo, que en medio del infierno de la adicción que viven a diario, tiene un único deseo de poder volver al hogar que dejaron por estar inmersos en la adicción.

Hace unos días,  un equipo de RCN Noticias, se encontró a este hombre que por el paso de los años y la crudeza de las calles de la ciudad de Bogotá, solo tenía un mensaje para enviar, un mensaje a su familia, a la que quería encontrar y a la que quería pedirle perdón por haberlos abandonado hace 28 años por estar en el mundo de las drogas.

Le sugerimos leer:   Denuncian demora en la entrega de medicamentos a pacientes de Comparta

Este mensaje llegó a su familia en la ciudad de  Ibagué, donde sus hermanas Blanca y Carolina lo vieron y de inmediato lo reconocieron y confirmaron el presentimiento de su madre ya fallecida, de que se hermano estaba vivo y lo más importante, volver a estar con ellos, verlos y recuperar el tiempo que perdió por culpa de las drogas.

Le sugerimos leer:   Inconformismo por el estado de las nuevas oficinas de la Asamblea

Una vez ubicada su familia, inició la búsqueda incansable por parte de los Ángeles Azules de la Alcaldía de Bogotá, que luego de su mensaje, se perdió en las calles del centro de la capital, por lo que cuadra a cuadra, cada uno de los integrantes dispuestos a dar con su paradero se recorrieron parte de esta zona de la ciudad, hasta cumplir su objetivo, darle la noticia a este hombre agitado por la vida en la indigencia que su familia había escuchado su mensaje y quería verlo.

Le sugerimos leer:   Persecución laboral denuncia presidente de Sindeptol por hablar en La Cariñosa

Trasladado a una casa hogar, bajo las atenciones que nunca espero volver a recibir, de hacerse un corte de cabello, de arreglarse la barba y ponerse ropa limpia, se disponía para poder ver a su familia, de otra parte sus hermanas, luego de un viaje de cuatro horas, viajaron desde Ibagué hasta la ciudad de Bogotá y se disponían con ansiedad y con el corazón acelerado a ver a ese hermano que creían muerto y darle un abrazo que se reservaron,  para un momento que incluso dudaron algún día pudiera llegar a suceder.

Le sugerimos leer:  “Alcaldes los responsables del transporte escolar en los municipios”: Javier Triana

El momento esperado llegó, y Pedro luego de varios minutos de caminar,  se dispuso para el tan anhelado encuentro, abrió la puerta se fundió en un abrazo con su familia, la misma que por las drogas dejó un día en Ibagué y que luego de 28 años lo recibe con un fuerte abrazo y le demuestra que el amor de hogar que tanto extraño, aun después de todo este tiempo sigue intacto, tal y como él lo recuerda después de tanto tiempo.