Una mujer indígena misak, en Silvia (Cauca)
Una mujer indígena del grupo étnico Misak, en Silvia (Cauca).
AFP
20 Nov 2021 11:27 AM

Último trimestre fue el más violento contra los pueblos indígenas: ONIC

El confinamiento de población indígena, el desplazamiento masivo forzado y el hostigamiento son las afectaciones que más registraron casos.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), entregó un el Tercer Informe de Afectaciones a los Derechos Humanos en el que advierte que desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre de 2021 (segundo y tercer trimestre del año 2021), se registró un total de 14.270 víctimas de hechos violatorios a los Derechos Humanos en comunidades, pueblos y, naciones indígenas en Colombia.  

De acuerdo con la ONIC, las cifras entregadas por el Observatorio de Derechos Humanos de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz de la ONIC, demuestran que el último trimestre "fue el más violento con respeto a los dos anteriores", donde en el primer trimestre se reportaron 3.774 víctimas y en el segundo trimestre 631. 

"El confinamiento de población indígena es la afectación que más registró casos con 10.021 personas, las cuales representan el 70,22 % de víctimas totales, indígenas que se sienten atrapados en sus propios territorios debido a los riesgos que les representa la presencia de grupos armados legales e ilegales", señala el informe. 

En el documento también se indica que, el desplazamiento masivo forzado se constituye en la segunda afectación más frecuente con el 25,69% (3.666 indígenas desplazados). En un tercer lugar se ubica el hostigamiento con el 1,14% (163 afectados).  

"El reclutamiento forzado fue la gran sorpresa en este último trimestre, pues en el segundo informe trimestral presentado por la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz, este hecho ocupaba los último lugares en la tabla, pero para esta edición, tuvo un repunte considerado al subir la 17 casilla a la 4 (0,94%, es decir 134 indígenas reclutados), esto se explica a la denuncia presentada por parte de líderes indígenas de los resguardos zenú y emberá katío, más de 130 menores de sus comunidades han sido reclutados por grupos armados ilegales en el sur del departamento de Córdoba". 

A partir de este informe, la ONIC "exige y exhorta al Gobierno Nacional para que realice las intervenciones suficientes y necesarias con enfoque diferencial indígena las cuales deben ser concertadas con nuestras autoridades tradicionales y sus organizaciones representativas para realizar y materializar un Plan de Emergencia Integral e inmediato y una Política Pública holística de acuerdo a nuestras costumbres y tradiciones que garantice la vida".  

Además, exigen que "se implemente a cabalidad el Acuerdo de Paz y en especial su Capítulo Étnico, acuerdo firmado entre el Estado colombiano y la ex guerrilla de las Farc-EP, al igual que iniciar los procesos de diálogo con el ELN y el desmonte del paramilitarismo en nuestro país". En ese sentido piden a todos los actores del conflicto armado, que "el cese los actos de violencia, confinamiento por minas antipersona y desplazamiento de la población indígena en el país, especialmente en los departamentos de Antioquia y Chocó". 

Fuente
Sistema Integrado de Información