163ParejaHurtoPereira.jpg
Foto: Policía Nacional
21 Nov 2018 10:38 AM

Joven pareja de Ibagué judicializados por hurto a banco en Pereira

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

El hecho ocurrió en la calle 13 # 13 - 40 en el sector de Corocito de la ciudad de Pereira (Risaralda) en un cajero automático de Bancolombia, donde la vigilancia observó los movimientos delictivos por parte de la pareja residente en Ibagué.

De esta manera, la vigilancia privada del banco logró la captura sobre la 1:00 de la tarde de Ginna Patricia Nieto Tinoco oriunda de Ibagué y de Michael Steven Vásquez Suárez natural de Bogotá de 26 y 24 años respectivamente, donde ambos residen en el barrio Antonio Nariño (comuna 3) de la capital tolimense.

Le sugerimos leer: En medio de la borrachera sujeto baleó a hombre en una tienda

Con base en los argumentos por parte de la Fiscalía, ambos sujetos fueron sorprendidos en el momento justo cuando manipulaban el cajero automático, en el cual lo estaban alterando junto con una tarjeta. La pareja de delincuentes, quienes fueron captados por las cámaras de seguridad, fueron encerrados en la cabina del cajero mientras se dio aviso a las autoridades, siendo detenidos por parte de la policía del CAI de Corocito.

Le sugerimos leer: Capturados cuando pretendían robar una mujer intimidandola con arma blanca

Según el ente acusador, durante la requisa se incautaron elementos metálicos como ganchos retenedores, 7 tarjetas de crédito y débito Bancolombia y también, la suma total de $2 millones 861 mil pesos en efectivo. A su vez, durante la audiencia concentrada el delegado Fiscal les imputó los delitos de hurto calificado y agravado por medios informáticos y utilización ilícita de redes de comunicación.

Le sugerimos leer: Fueron dejados en libertad, luego de tratar de meterse en una vivienda en Mariquita

Igualmente, al final de la audiencia concentrada se conoció que Ginna Patricia y Michael Steven aceptaron los cargos imputados con el objetivo de acogerse a la rebaja de hasta el 50% en la pena. Cabe resaltar que, la Fiscalía había solicitado domiciliaria, pero el Fiscal no logró sustentar la medida y, por lo tanto, quedaron en libertad, pero estarán a la espera de una condena.