IMG-20181223-WA0030.jpg
imagen suministrada
25 Dic 2018 10:48 AM

Condenado a casa por cárcel en Melgar estaba en Cunday, la policía lo pilló. 

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Otro mas, un nuevo condenado y cobijado con el beneficio de casa por cárcel fue capturado en el municipio de Cunday, mientras estaba por fuera de su lugar de reclusión.

La aprehensión se dio en cumplimiento de una orden judicial, es por esto que el personal del cuadrante de este municipio, mediante el ejercicio de sus funciones de planes y controles, logró la captura en la Carrera 4ta con Calle 5ta de un hombre de 35 años por el delito de fuga de presos.

Le sugerimos leer:  Trágico accidente cobró la vida del ex rector de la Universidad del Tolima Héctor Villarraga

Este sujeto había sido condenado por el delito de Tráfico, fabricación o porte de armas de fuego y municiones, y estaba pagando su pena con el beneficio de detención domiciliara, según el registro judicial la casa registrada para cumplir su condena era un inmueble del municipio de Melgar.

Del casco urbano de Cunday hasta su similar en Melgar hay una distancia aproximada de una hora en carro. En estos momentos es materia de investigación lo que este hombre estaba haciendo en este lugar, se espera determinar si hay una reincidencia en la conducta delictiva.

Le sugerimos leer:  Sorprendidos dos jíbaros Bogotanos vendiendo bazuco en Ambalema

El capturado fue remitido por los uniformados a la Fiscalía Nro. 78, seccional de Melgar, allí tendrá que responder por el delito de Fuga de Presos.

En el último mes se han hecho constantes los casos de presos con detención domiciliaria que son encontrados por violar este beneficio. Esto hace pensar que la modalidad de casa por cárcel es un ejercicio de confianza en el que incurre el estado colombiano.

Le sugerimos leer:  Voraz incendio estructural consumió una vivienda en pleno centro de Ibagué

Si bien es cierto que por condiciones humanitarias y por la baja gravedad del delito cometido se imparte este tipo de reclusión, también es cierto que hay factores ajenos a estos parámetros que obligan a los jueces a impartir estas sentencias, muchas veces a personas que no se las merecen y terminan reincidiendo.