WhatsApp-Image-2018-06-15-at-18.03.00.jpeg
Cámaras de seguridad instaladas por la mamá de Paula en la parte interior de la casa sirvieron para que la Fiscalía detallará los momentos previos al asesinato.
15 Jun 2018 07:14 PM

50 puñaladas acabaron con los sueños de Paula Melisa a manos de su novio

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Juan Camilo acabó con la vida de Paula, su novia, con 50 heridas con arma blanca en todo su cuerpo, reveló la Fiscalía. Fue tal la sevicia que el propio atacante terminó con sus manos llagadas por el metal.

El tormentoso noviazgo de Juan Camilo Carvajal Zamora y Paula Aguirre Valderrama duró tres años y culminó de una manera trágica a las 3:40 de la tarde del pasado jueves 14 de junio, en la casa de ella ubicada en el barrio Villa Teresa, el cual se convierte en el tercer caso de feminicidio que se produce en Ibagué en los últimos dos meses.

Noticia Relacionada: Ella es Melissa Aguirre la joven víctima de feminicidio en Ibagué

La muerte sorprendió a Paula, quien era estudiante de comunicación social de 18 años de edad. Su atacante tiene 20 años, es técnico bachiller y en la actualidad estaba desempleado.

Todos los detalles de la relación sentimental y el posterior asesinato de la joven, fueron revelados por el Fiscal 52 de la URI en el Juzgado Séptimo de Control Garantías, donde se cumplió la audiencia de legalización de captura y solicitud de medida de aseguramiento.

Según relata el Fiscal, ella vivía en casa con su madre y aunque él tenía llaves del hogar de la novia, Juan Camilo residía con sus padres en el barrio Las Margaritas de la Comuna Ocho de la ciudad de Ibagué.

Noticia Relacionada:   Hombre mató a su novia esta tarde en el barrio Villa Teresa de Ibagué

Se reveló que se comenzaron su noviazgo cuanto ella tenía 15 años y él 17, pero hace ocho días Paula le había dicho a Juan Camilo que se dieran un tiempo para repensar la relación, ya que se había vuelto tóxica por los celos enfermizos de él, además, por los comportamientos violentos y posesivos, sin embargo, él no se dio por vencido y la siguió frecuentando.

De esta manera, Juan Camilo llegó al punto de controlar los perfiles en las redes sociales de Paula y quitarle frecuentemente su teléfono móvil para revisar las llamadas, mensajes de texto y de Whatsapp.

Las conductas agresivas por parte del novio ya era conocido por la Fiscalía, pues el pasado 25 de enero un primo hermano de Paula lo denunció por lesiones personales, después de haberle propinado una golpiza a ella, en el que todo terminó en una conciliación judicial el 4 de mayo de 2018.

Los últimos minutos de vida

Según las evidencias presentadas, habían cámaras de seguridad instaladas por la mamá de Paula en la parte interior de la casa, las cuales sirvieron para que la Fiscalía detallara los momentos previos al asesinato.

Se reveló que, cerca de las cuatro de la tarde, el vídeo deja ver a la joven en la zona del garaje haciéndole señas a Juan Camilo para que abandonara el inmueble, se presume que estaban discutiendo.

Siendo así, ante la negativa de él, Paula regresó e ingresó a la cocina, fue allí donde presuntamente el homicida tomó un cuchillo con el cual le propinó más de cincuenta heridas. En el vídeo, según contó la Fiscalía, se registra que la agresión duró dos minutos. De este modo, las imágenes permitieron observar el momento en que el joven tomó una toalla y se limpió las manos.

Igualmente, el ente investigador dijo que después de dejarla herida de muerte, el novio llamó al teléfono a la mamá de Paula, su suegra, y le dijo que regresara de manera rápida a su casa porque algo había pasado.

Al mismo tiempo, vecinos del barrio Villa Teresa llamaban a la Policía después de escuchar los gritos de auxilio de la joven. Cuando llegó la patrulla, fue el propio Juan Camilo quién les arrojó las llaves desde una ventana a los policías para que ingresaran a la casa.

Al entrar, uno de los patrulleros contó que el novio tenía una camiseta amarilla de la selección Colombia ensangrentada y que la joven no tenía signos vitales, donde Juan Camilo no opuso resistencia a la captura.

“Se trató de un ataque de ira, una sed de venganza, ya que ella no quería tener ningún contacto con él. Actuó con sevicia, lo hizo de una manera grotesca, brutal, en contra de una persona que decía que quería. Usted gozó apuñalándola y viéndola morir” fue lo expresado por el Fiscal en la solicitud de medida de aseguramiento por el delito de Feminicidio Agravado.

Durante la audiencia, Juan Camilo Carvajal Zamora irrumpió en llanto varias veces después de largos lapsos de no levantar la mirada y guardar absoluto silencio, a su vez, estuvo acompañado de su papá.

Al finalizar la audiencia, el acusado no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía y su defensa argumentó que padecía trastornos mentales y pidió desestimar los argumentos del ente acusador por tratarse de una persona enferma.

No obstante, el Juez de la causa determinó dictarle medida de aseguramiento intramural y enviarlo a la cárcel de Picaleña de Ibagué.

Nos comunicamos con Estella Gordillo, quien es la presidenta de la Red de Mujeres del Tolima y comentó que el atroz crimen de Paula Aguirre Valderrama debe ser rechazado por toda la sociedad, generar en la ciudadanía y los entes gubernamentales una reacción inmediata para detener las repetitivas y letales agresiones contra las mujeres en esta región del país.