4 Jun 2017 01:38 PM

El delantero ibaguereño que quiere ganarle el partido al cáncer

Alerta
Tolima
@AlertaTolima

Hasta hace 20 días Johan Stiven Rivera Quintana era el centrodelantero del Club River Soccer con más proyección.

Leer También: Camila Villalobos, un ibaguereña apasionada por las motos

A sus 17 años había marcado numerosos goles en torneos infantiles y juveniles que lo hacían pintar como uno de los mejores prospectos de las divisiones menores del fútbol tolimense.

Alternaba sus prácticas deportivas con el grado Noveno en el colegio Francisco de Paula Santander del barrio El Salado. Es el menor de 10 hermanos.

Leer También: Yuli de Yepes, la madrina de los niños del Tolima

Pero de repente, la vida a esta joven promesa del balompié le cambió. Comenzó a sentir fatiga extrema y bajo rendimiento físico y académico. Su madre, Floralba Quintana, lo notó ojeroso, pálido y bajo de peso.

Adicionalmente Johan le comunicó que no le daban ganas de comer y que sentía una ‘bolita’ en su estómago. La mamá, como presintiendo algo mayor, se apresuró a llevarlo al médico y a practicarle varios exámenes y análisis.

Leer También: La bella mujer ibaguereña que vende al día 600 arepas

Una doctora especialista le dio la mala noticia hace 13 días. “Johan tiene una masa de 30 centímetros de longitud en la zona abdominal que le comprometió un riñón y al parecer está adherida a su columna vertebral, le quedan pocos días de vida”, le dijo.

Leer También: Mario, uno de los ‘Cocheros’ de Ibagué

Floralba se queja que la médica fue muy fuerte y cruda con el diagnóstico que le dio delante de su hijo, sin precaución o tacto, por lo que el jugador se puso desde ese día anímicamente mal. “Ella pudo haberme dicho en privado, para que no se diera cuenta y no se desmoralizada, desde ese día él se puso muy triste y mentalmente débil”, dice la progenitora.

Leer También: Esta es la reina del crossover de La Tercera

Sin embargo, por ese amor de madre inagotable, ella no pierde las esperanzas. Reza todos los días por la salud de su hijo y adelanta todas las gestiones humanas, sociales y jurídicas para que tenga una esperanza.

El deportista está a esta hora en una habitación de la Clínica del Corazón o Calambeo a la espera de un traslado a un hospital de mayor complejidad en Bogotá.

Leer También: Futuras comunicadoras sociales se forman en la emisora del Liceo Nacional

A la familia le tocó recurrir a una acción de Tutela para que la Nueva EPS agilizara el procedimiento.

Los oncólogos especialistas recomendaron una operación en la capital del país. Pero la madre reveló hoy que simplemente le dieron una cita para el próximo martes pero que lo regresan a la ciudad de Ibagué.

Leer También: El barítono Sidney Jiménez es ibaguereño y lanzó disco ranchero

“El tumor le está creciendo y él necesita que so extirpen rápido para poder luchar después con radioterapia y quimioterapia contra el cáncer, y para poder salvarle el riñón que le queda”, señaló la señora Quintana.

"Yo pido que me ayuden con mi hijo para que le den el tratamiento que se necesite para que pueda salvar la vida. No podemos esperar tanto", recalcó la mamá.

Leer También: En Inglaterra destacan tolimense como uno de los mejores diseñadores del mundo

Ella resalta que ha recibido el acompañamiento y solidaridad de Mauricio y Jorge Rivera, hermanos dueños del Club River Soccer. Mauricio fue arquero del Deportes Tolima.

Le puede interesar: