Inicio COLUMNISTAS FEDERICO LLERAS: LA CONSIGNA ES NO RECIBIR
FEDERICO LLERAS: LA CONSIGNA ES NO RECIBIR

-

FEDERICO LLERAS: LA CONSIGNA ES NO RECIBIR

4
0

Desde 2014, a través de la Resolución 1690, se ordenó la intervención forzosa del HOSPITAL FEDERICO LLERAS, situación que ha sido prorrogada varias veces, la última de las cuales vence el próximo 2 de mayo es decir en unos diez días. Ad portas de lo que debería ser la fecha en que el gobierno nacional devuelva la administración, es oportuno hacer un balance de la situación del hospital y de los riesgos que entraña recibirlo.

En primer término, es necesario reconocer que la situación del Hospital, no puede desprenderse de la situación del sector salud en Colombia. Como ocurre con la gran mayoría de IPS públicas, oscuros nubarrones amenazan el futuro del Federico Lleras por cuenta del estado de la cartera que las EPS le adeudan y que asciende a más de 100 mil millones de pesos con vencimiento superior a 90 días. Hasta la fecha, la mesa de negociación que la SUPERINTENDENCIA DE SALUD había anunciado para que las EPS llegaran acuerdos de pago con las IPS locales no se ha agendado, muestra del escaso compromiso del gobierno nacional en la solución del problema.

Le sugerimos leer:  Seis consejos para sobrevivir al ‘predialazo’ 2019

Otro tanto puede decirse del incumplimiento de los montos de giro directo que fueron fijados desde el Gobierno Santos en el orden del 80%, pauta que no se viene cumpliendo por distintas EPS como SALUD VIDA, ASMET, PIJAOS entre otras, que han reducido los giros directos a montos del orden del 40%, ante la pasividad e indolencia de la Superintedencia que se limita a guardar un prudente silencio.

Pero los males del Hospital no solo provienen de deficiencias estructurales del sector. Reconociendo con toda sinceridad la importante gestión de la actual agente interventora, hay tareas administrativas que no se han cumplido: es el caso de la postergada necesidad de invertir en activos que permitan la atención de alta complejidad o la venta de la sede “EL LIMONAR”, requerida para capitalizar el fondo de inversiones, proceso este del que nada se volvió a saber.

Le sugerimos leer:  Exfuncionarios, angustias e inhabilidades

Las acciones del gobierno no dan espera, mientras escribo estas líneas, el servicio de urgencias del HOSPITAL FEDERICO LLERAS colapsa, el cierre de distintos servicios de urgencias en la ciudad de Ibagué – ASIMED, CLINICA MINERVA, SERVICIO DE URGENCIAS DE MEDICADIZ – ha originado incrementos de ocupación superiores al 200 %, situación que se agravará la semana entrante, por el cierre de la “Nueva Clínica San Sebastián” de Girardot.

En este estado de cosas y ante la inminencia de la entrega por vencimiento del plazo de intervención, es necesario cerrar filas para evitar que se levante ese mecanismo de protección, por cuanto al cesar la intervención en la situación que hemos descrito, el hospital quedaría expuesto a la ejecución de sus acreedores y al debilitamiento definitivo de su capacidad de mantenerse en servicio.

Le sugerimos leer:  Mentiras y Verdades del Acueducto Complementario

Los tolimenses debemos cerrar filas para exigir que la intervención del hospital solo se levante cuando el compromiso del gobierno nacional con la solución de sus males estructurales sea una realidad y no precisamente ahora en el momento en el que el panorama luce colmado de amenazas.

Este artículo obedece a la opinión del columnista / Reproducción autorizada por el autor

 

Comments

comments

Wilson Leal Abogado especialista en Derecho Administrativo, Administración Pública y Magíster en Derecho Procesal, asesor, litigante en derecho administrativo con más de 20 años de experiencia, conciliador y árbitro de la Cámara de Comercio de Ibagué, docente universitario en pregrado y postgrado.