Inicio COLUMNISTAS El que no espera, se desespera
El que no espera, se desespera

-

El que no espera, se desespera

3
0

Por: Coronel Nicolás Carmen Aristizábal – Comandante Metib

Durante la temporada de Semana Santa el despliegue de seguridad en las vías de nuestros país, estuvo garantizada por más de 8 mil uniformados, los cuales tuvieron como objetivo además de cubrir con su presencia las carreteras para responder a la seguridad y movilidad, apoyar a conductores y viajeros por su seguridad vial en la tarea preventiva de generar cultura y conciencia vial.

La responsabilidad en las vías no solo es de quien conduce el vehículo, por eso se integra en los controles y recomendaciones a la familia, pasajeros y peatones.

Le sugerimos leer: Semana para reflexionar y no para pecar

Es por ello que la Policía Metropolitana de Ibagué, hace un llamado a los conductores de la red vial nacional, para planear su viaje y realizar la revisión técnico-mecánica de sus vehículos, teniendo en cuenta que esta es la mejor inversión que se puede hacer para la seguridad personal y de la familia.

En este espacio el objetivo es sensibilizar a los diferentes actores viales, proporcionándoles a una serie de recomendaciones que les servirán para evitar situaciones no deseadas (accidentes).

Le sugerimos leer:  Ofensiva contra el microtráfico

Como forma pedagógica de concientizar a los usuarios de las vías, especialmente a conductores, se vienen desarrollando las campañas de alto impacto como una muestra de corresponsabilidad social vial y en la espera de terminar con un balance positivo respecto a las cifras de accidentalidad al culminar el año 2019.

Aunque el mayor deseo es llegar a su destino lo antes posible, realizar una pausa activa durante 10 minutos por intervalos de cada 2 horas es una buena opción, hay que reposar y evitar fatigas al volante; de este modo usted estará más ágil, con más reflejos y sin posibilidad de quedarse dormido en la carretera. Puede aprovechar para tomar un café o un refresco y estirar las piernas.

Le sugerimos leer:  Desarma tu corazón, valora tu vida y la de los demás

Una vez inicie el viaje no se ponga límites de tiempo, por querer llegar en el menor lapso posible a su lugar de destino, puede cometer imprudencias que ponen en riesgo su integridad y la de sus seres queridos.

Recuerde no adelantar en curva, no hacer uso del teléfono celular y abrocharse el cinturón de seguridad mientras conduce, estas tres situaciones contribuyen a que su viaje culmine con éxito, aun si se tiene en cuenta que en las vías de nuestro país su Policía nacional realiza controles de forma permanente e ininterrumpida, con el fin de minimizar o evitar que se presenten hechos lamentables.

Le sugerimos leer:   En la Educación está el desarrollo

Cuando no se toman en cuenta las recomendaciones u obediencia al Código Nacional de Tránsito, lo más probable es que usted haga parte de ese indeseable grupo que se ha visto inmerso en algún accidente vial, donde dependiendo de su estado físico – anímico usted podría ser transportado en los siguientes medios; el primero de ellos sería una patrulla policial para que responda ante las autoridades en caso de hechos de tipo penal (lesiones – muertes), el segundo en una ambulancia y el tercero en una carroza fúnebre, de usted y nadie más que usted depende si desea llegar a residencia a ver a sus seres queridos, dormir en su cama o en la de una clínica.

Por eso es mejor esperar y no desesperar, sobre todo en trayectos donde las condiciones o diseño de la vía es compleja, ya sea por su característica topografía o condición climática (escasa visibilidad), conduzca siempre a la defensiva, tenga como premisa que la otra persona que conduce puede presentar cansancio, estrés, o problemas que le pueden causar distracción.

Le sugerimos leer:  La investigación debe aceptarse para potenciar la transformación

Si observa algún usuario de la vía que realice maniobras imprudentes o altamente peligrosas, que pongan en riesgo a las personas o las cosas, no dude en informar a las autoridades, suministrando de manera efectiva el número de placa, color y marca del vehículo, hecho que puede ser informado a través del numeral 767 de la Policía de Carreteras, o en el área de prevención más cercana.

No nos queda más desde este comando, que felicitar a todos los turistas y habitantes que se movilizaron por los diferentes tramos viales que componen este territorio, por el buen comportamiento y civismo demostrado en el marco de la celebración de la Semana Santa, y pueden estar seguros que los seguiremos acompañando durante todos sus recorridos, esperando saber que llegan a casa sin ningún contratiempo.

Feliz Semana, Dios y Patria.

Este artículo obedece a la opinión del columnista / Reproducción autorizada por el autor

 

Comments

comments