Inicio COLUMNISTAS $109 mil millones recibirá la UT en los próximos cuatro años
$109 mil millones recibirá la UT en los próximos cuatro años

-

$109 mil millones recibirá la UT en los próximos cuatro años

4
0

“Se estima que con el acuerdo se pueda recaudar un mayor valor de transferencias por $109 mil 64 millones de pesos”, entre el año 2019 y el 2022, es el calculo que hace el jefe de la División Contable y Financiera de la Universidad del Tolima, William Andrés Vásquez Cruz, quien tiene la voz cada vez que se trata de estos asuntos en la Universidad del Tolima.

De tal manera que los ingresos por transferencias que hará la nación para el funcionamiento de la Universidad estatal, con base en el último acuerdo entre el gobierno nacional y los estudiantes y profesores de todo el país que se movilizaron para lograr mayores recursos para las instituciones de educación superior en Colombia, en la Universidad del Tolima se pasa de 235 mil 470 millones de pesos en la situación sin acuerdo a la cifra de 344 mil 534 millones de pesos, en el año 2022.

Le sugerimos leer:  La Oferta de Educación Superior en el Tolima

Son datos suministrados por las directivas de la Universidad, encabezadas por el rector Omar Mejía Patiño, en asambleas de profesores y estudiantes, en el curso de la semana anterior, que culminan con la decisión de regresar a actividades académicas.

NUEVA FÓRMULA DE CÁLCULO PARA TRANSFERENCIAS NACIONALES.

Hasta el año 2018, las transferencias que hacía la nación para el funcionamiento de las instituciones de educación superior  del sector oficial (incluye las universidades), se  hacía con base en el artículo 86 de la ley 30 de 1992 que dice : “Las universidades estatales u oficiales recibirán anualmente aportes de los presupuestos nacional y de las entidades territoriales, que signifiquen siempre un incremento en pesos constantes, tomando como base los presupuestos de rentas y gastos, vigentes a partir de 1993”. Esos presupuestos de 1993, se incrementaban anualmente de acuerdo con el índice de precios al consumidor, IPC, que resultó inapropiado para atender los gastos de funcionamiento e inversión propios del crecimiento de la oferta educativa en estas instituciones. Es un modelo de financiamiento que resultó obsoleto y que se deberá modificar, a través de la reforma de esta ley.

Le sugerimos leer:  Algunos hechos nuevos que se esperan en el Sistema Escolar en el año 2019

Algunos de los líderes estudiantiles y profesorales que han participado en las asambleas, tienen el temor de que el acuerdo final con el gobierno, tenga validez sólo durante el cuatrienio de Iván Duque Márquez como presidente.  Lo cual no será, porque se crea una nueva base presupuestal que seguirá operando hacia el futuro con incrementos por encima del IPC, que implican “el total de puntos adicionales corresponde a un 16.65 por ciento en el cuatrienio 2019 2022”. En el 2019 ese incremento sobre el IPC será de 3.5%, en el 2020 de 4 %, en el 2021 de 4.5% y en el 2022 del 4.65 %, según lo pactado. Siendo que en el pacto con los rectores el incremento era del 3% en el 2019 y del 4% en el 2022.

RECURSOS PARA PAGO DE DEUDAS.

Se calculaba que la Universidad del Tolima cerraría su vigencia presupuestal del 2018 con un déficit de caja de 11 mil 500 millones de pesos y la buena noticia es que, en el último acuerdo de las Instituciones de Educación Superior con el gobierno nacional, se incluye una transferencia nacional para cubrir pasivos o deudas por pagar. Se espera que la Universidad del Tolima, en los próximos cuatro años reciba 25 mil 300 millones de pesos, por este concepto, recursos que no habían sido incluidos en el pacto de los rectores.

Le sugerimos leer:   La agenda educativa 2019

Con el pacto anterior la UT podría recibir 18 mil millones de pesos para inversiones en infraestructura, cifra que pasa a ser de 40 mil millones en el cuatrienio, por concepto de regalías, lo cual es una cifra aceptable, por ahora.

Por concepto de la contribución parafiscal establecida por la Ley 1697 de 2013, que se hace a través de la estampilla pro Universidad Nacional y demás universidades estatales, se espera que la UT reciba 19 mil 384 millones de pesos, después de la reglamentación correspondiente. Por el acuerdo con los rectores, por este concepto apenas se calculaban en 8 mil 562 millones en estas    trasferencias.

Queda abierta la opción presentar proyectos para financiar doctorados que beneficien a los profesores, lo cual depende de la participación de ellos en las convocatorias que se presenten para el efecto. También está abierta la opción de acceder a proyectos de ciencia, tecnología e innovación del sistema nacional de regalías.

Le sugerimos leer:   ¿Cómo cumplir el objetivo de ofrecer educación de calidad en cada entidad territorial?

En los nuevos recursos para inversión en infraestructura y dotación, se deben incluir, además, las transferencias provenientes de rendimientos financieros de las cooperativas (5 mil 730 millones), los recursos provenientes de la reforma al sistema nacional de regalías y las transferencias de la gobernación que se estiman en 9 mil 36 millones de pesos en este cuatrienio.

En diciembre 5 del 2018, fue aprobado el presupuesto bienal del sistema de regalías con aportes por un billón 500 mil pesos para todas las universidades, sobre lo cual se esperan aportes para la UT

Son recursos con los cuales se crea un nuevo escenario financiero para la Universidad del Tolima, que puede llegar a solucionar la crisis de déficit si a ello se suma el incremento de la matrícula en la modalidad a distancia y una administración eficiente y eficaz de estos recursos. Escenario propicio para que la Universidad siga en la tarea de lograr la acreditación institucional de alta calidad, ojalá en el presente año.

Le sugerimos leer:   Factores relevantes de la calidad educativa

MARCHAS Y ASAMBLEAS PERMANENTES COMO ESTRATEGIA.

Queda establecido que la movilización de los estudiantes y profesores, visible en múltiples marchas, plantones y asambleas permanentes que tenían paralizadas, parcialmente a las instituciones de educación superior, fueron prácticas exitosas para lograr mayores recursos financieros en este nivel educativo de educación terciaria.

Se incrementan los recursos financieros para la Educación Superior y ahora se espera que los niveles de educación preescolar, básica y media reciban un tratamiento igual o superior. Afortunadamente se cuenta con un presupuesto nacional para educación cercano a los 41 billones de pesos para el año 2019.

Porque el modelo de financiación para estos niveles educativos también está en crisis en cuanto en un 95 por ciento se destinan a pagos de salarios y prestaciones y muy poco para inversiones en calidad educativa. La ley 715 de 2001, debe ser reformada.  Las transferencias nacionales del Sistema General de Participaciones, escasamente atiende los costos salariales.  Es un compromiso que FECODE tiene pactado con el gobierno nacional.

Le sugerimos leer:   Villarrica, el municipio con la mayor disminución de la matrícula escolar

CON ACUERDO Y SIN ACUERDO.

En síntesis, el jefe financiero de la UT, Vásquez Cruz, calcula que, con el nuevo acuerdo, la Universidad del Tolima podrá llegar a recibir transferencias nacionales por 344 mil 534 millones de pesos. Sin acuerdo, esa cifra sería de 235 mil 47º millones de pesos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista / Reproducción autorizada por el autor

Comments

comments

Luis Eduardo Chamorro Exsecretario de Educación. Experto y consultor en temas educativos.